PROVINCIA

Cañizares denuncia la hipocresía de los socialistas respecto a los tipos de sistemas educativos

El portavoz del Grupo Popular de las Cortes Regionales, Francisco Cañizares, se ha pronunciado sobre las últimas críticas realizadas desde las filas socialistas en contra de la educación concertada a raíz de la visita del consejero de Educación a un colegio de Toledo y ha lamentado la “hipocresía de los socialistas, que quieren para los ciudadanos una educación que no desean para ellos mismos”.

En rueda de prensa, Cañizares ha asegurado que con este hecho se pone de manifiesto que el secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, “no es de fiar porque se atreve a criticar la educación concertada cuando él elige este tipo de educación, y en este mismo colegio, para sus hijos”.

Al hilo de esta cuestión, el portavoz popular ha destacado que “desde el PP defendemos la educación pública y gratuita para todos los ciudadanos, pero también defendemos la libertad de los padres para elegir centro y tipo de educación.” Además, ha subrayado que lo que el Partido Popular desea es potenciar una educación pública de máxima calidad, por eso se han destinado 1.000 millones de euros, frente a los 145 de la educación concertada “si eso no es cree y apoyar a la educación pública es que no se entienden las posiciones del PSOE máxime cuando sus comportamientos personales contradicen su mensaje” por eso ha recordado en refrán popular de “consejos vendo que para mí no tengo”.

Cañizares ha asegurado que tanto en éste como en otros asuntos, la realidad de los actos del PSOE “choca con el mensaje que pretenden transmitir a la sociedad para engañarles e intentar ocultar las consecuencias de una nefasta gestión que dejó una educación insostenible donde, aunque no se pagaban los comedores, ni el transporte escolar ni los libros de texto, ellos estaban tranquilos porque sus hijos iban a colegios concertados”.

A su juicio, el PSOE nunca ha creído en la educación pública “porque la educación pública se defiende dotándola de medios y haciéndola sostenible y de calidad, y eso es lo que está haciendo el Gobierno de María Dolores Cospedal en Castilla-La Mancha”.

En otro orden de asuntos, Cañizares ha lamentado que Emiliano García-Page, en su visita a Ciudad Real, haya dejado pasar la oportunidad de desmarcarse de las prácticas censurables de su propio partido en la Diputación Provincial y de las dos sentencias judiciales que declaran ilegales las contrataciones de seis perdedores de las últimas elecciones como asesores. Cañizares ha criticado que “no se haya dado aún una explicación convincente sobre la utilización del dinero público para la contratación irregular de cargos socialistas con el único fin de hacer política”.

Por otro lado, Francisco Cañizares se ha referido a la dimisión de un concejal socialista del Ayuntamiento de Hellín lo que, unido a lo ocurrido recientemente en Telavera, pone de manifiesto que el PSOE “es un partido descabezado y desunido cuyos líderes están cada vez más alejados de los problemas de Castilla-La Mancha, problemas que son consecuencia directa de su nefasta gestión”.

Por último, y a pregunta de los periodistas, Francisco Cañizares se ha pronunciado sobre la nueva campaña “demagógica y contradictoria” lanzada por el PSOE de la provincia de Ciudad Real en contra de las privatizaciones en sanidad y ha recordado que, cuando los socialistas gobernaban, se gastaron 200 millones de euros en un año en la contratación de servicios sanitarios con clínicas privadas, empresas de transporte o empresas de limpieza, entre otros.