PROVINCIA

El CEPA García Maroto de La Solana es el único de la región que no recibe fondos autonómicos

El Centro de Educación de Personas Adultas (CEPA) “García Maroto” finalizó el curso con el anhelo de poder recuperar la subvención del gobierno regional. El alcalde, Luís Díaz-Cacho, volvió a recalcar que es el único centro de Castilla la Mancha al que se le ha quitado las ayudas por convenio, manteniéndose sólo con el presupuesto municipal y las cuotas de los alumnos. 

Clausura CEPA-1 (Copiar)

Ha sido un año difícil para el CEPA en materia económica, pero no fue óbice para que un total de 317 personas se matricularan en las distintas enseñanzas ofertadas. En la jornada de clausura, 54 alumnos recibieron su título de ESO, 6 finalizaron el ciclo formativo de técnico en instalaciones eléctricas y automáticas, otros ocho aprobaron el acceso a la universidad y una decena culminaron las pruebas de acceso a ciclos formativos de grado superior. Así lo anunció la directora del centro, Nuria Peinado, en el acto de clausura, indicando que también hubo un gran número de aprobados en el ciclo formativo de educación infantil.

Reconocedora de las dificultades, Peinado agradeció el esfuerzo de la corporación por mantener el centro, animando también a los alumnos para que sigan formándose.

El alcalde solanero recordó que el mantenimiento de este servicio no es competencia municipal, si bien ha salido adelante gracias al compromiso del ayuntamiento y al esfuerzo de sus alumnos. Díaz-Cacho dijo que es el único centro de adultos de la región al que el gobierno de Castilla la Mancha ha quitado la subvención por convenio.

El primer edil señaló que se ha dirigido a la Consejería de Educación con el fin de retomar el convenio, indicando que todavía no ha obtenido respuesta alguna. El alcalde aseguró que el ansiado convenio permitiría abrir el abanico de posibilidades que ofrece el CEPA.

Díaz-Cacho también reiteró la apuesta municipal por la educación y la formación, agradeciendo la paciencia de los alumnos en estos tiempos complicados.

Seguidamente, tomaron la palabra algunos alumnos del CEPA. Uno de ellos, Julián Díaz-Barainca, animó a sus compañeros a seguir formándose, agradeciendo el trabajo de los maestros y el esfuerzo del ayuntamiento por mantener el centro.

Otro alumno, Juan Tomás López, también habló de su experiencia académica, indicando que ha sido enriquecedora en todos los sentidos.

Finalmente, se entregaron los títulos correspondientes de manos de profesores y concejales del equipo de gobierno.