PROVINCIA

La Consejería de Sanidad ha desplegado los recursos asistenciales necesarios en cada momento para hacer frente al brote de legionela

La Consejería de Sanidad, a través del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha desplegado los recursos asistenciales necesarios en cada momento, tanto en materia de recursos humanos como materiales, para hacer frente al brote de legionelosis declarado en la localidad ciudadrealeña de Manzanares y dar respuesta a las necesidades de los pacientes que se han visto afectados por el mismo.

FOTONOTASANIDAD. Dispositivo asistencial legionela (Copiar)

Así se lo trasladó ayer la directora gerente del SESCAM, Regina Leal, a los miembros de la Junta de Personal de la Gerencia de Área Integrada de Manzanares con quien mantuvo un encuentro, acompañada por el director general de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros, y el gerente del Área, Pablo Aguado.

Según ha indicado Leal, desde la aparición del brote de legionela y la declaración de los tres primeros casos el pasado 11 de diciembre, la Consejería puso en marcha los mecanismos oportunos de forma gradual, según fueron siendo necesarios en función a la presión asistencial registrada en los diferentes dispositivos sanitarios dependientes de la Gerencia de Atención Integrada de Manzanares.

Así, a medida que se fue detectando una mayor demanda asistencial de pacientes en el servicio de Urgencias, tanto del Hospital Virgen de Altagracia como del Punto de Atención Continuada de Manzanares, los responsables de la Gerencia, en contacto permanente con la Dirección General de Asistencia Sanitaria del SESCAM y de la Dirección General de Salud Pública, fueron estableciendo diferentes medidas de refuerzo.

Además, la dirección de la Gerencia del Área Integrada y los servicios clínicos implicados, tanto de Atención Primaria como de Especializada, establecieron un protocolo de actuación para la buena coordinación entre ambos niveles asistenciales, con la intención de favorecer una atención ágil y eficaz de los pacientes. En este protocolo se contemplaba el procedimiento a seguir en función de los resultados de las pruebas realizadas a cada paciente.

Refuerzos

En el centro hospitalario se reforzó el área de Microbiología con un facultativo, ampliado a 12 horas diarias para poder procesar las muestras sin generar demoras y obtener los resultados en el menor tiempo posible (antígenuria, hemocultivos, esputo, etc). Asimismo, se reforzaron los tres turnos de técnico del laboratorio.

Por otra parte, durante el fin de semana del 19 y 20 de diciembre el Servicio de Urgencias del Hospital se reforzó con un médico más durante 12 horas. Ese domingo fue uno de los días con más afluencia de pacientes, por lo que se dispuso un refuerzo extra por la tarde. Durante el resto del periodo de duración del brote se ha mantenido este dispositivo y de igual manera se han reforzado los turnos de enfermería, auxiliar de enfermería y celador en este servicio de forma diaria.

También se ha reforzado el área de Radiodiagnóstico con un técnico de rayos por turno en los días de máxima afluencia de pacientes. Por otra parte, se dotó al Servicio de Medicina Interna de un facultativo de refuerzo desde el 21 de diciembre para apoyar al internista de guardia que realizaba los ingresos de los casos procedentes del área de Urgencias.

El facultativo de refuerzo se ha encargado de realizar las visitas en planta para revisar a los pacientes y poder dar las altas correspondientes con el fin de poder disponer de camas libres para los ingresos. Por otra parte, se ha reforzado las plantas de hospitalización en función de la ocupación de camas mediante doce contratos de enfermería y otros 6 de auxiliares de enfermería.

En el ámbito de Atención Primaria, en todo momento ha estado a disposición del coordinador del Centro de Salud la posibilidad de reforzar el Punto de Atención Continuada con un médico más si aumentaba la demanda. Sólo fue solicitado ese refuerzo el domingo 20 de diciembre, aunque este dispositivo se ha mantenido activo durante todo el periodo navideño por si hacía falta utilizarlo.

Finalmente, desde la Dirección General de Asistencia Sanitaria se realizó una priorización del transporte sanitario del 112 para dar preferencia al desplazamiento de los pacientes en la gestión de altas procedentes del Hospital Virgen de Altagracia. 

La directora gerente del SESCAM ha querido trasladar una vez más su agradecimiento a todos los profesionales de la Gerencia de Atención Integrada de Manzanares por la gran labor asistencial que están realizando. Asimismo, ha hecho extensivo este agradecimiento a los profesionales de los hospitales de Valdepeñas, Ciudad Real, Alcázar de San Juan y Tomelloso por la colaboración ejemplar que han tenido durante el brote de legionela.