PROVINCIA-MANZANARES

Consejos de la OMIC para comprar de manera segura durante las rebajas

En plena campaña de rebajas en la mayoría de establecimientos comerciales, la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Manzanares quiere ofrecer a las personas consumidoras algunos consejos para realizar las compras de manera segura durante las rebajas. El responsable de la OMIC, Javier Márquez, ha enfatizado que este periodo de descuentos “no supone una merma de derechos” del consumidor, por lo que las políticas de devolución o pagos deben ser las mismas que el resto del año.

Desde que se modificara la ley de comercio de Castilla-La Mancha, no existe un periodo de rebajas concreto para los establecimientos comerciales, por lo que “tienen libertad de usar las rebajas en cualquier momento, pero tienen que cumplir con una serie de requisitos tales como indicar el periodo de rebajas y que sea visible desde el exterior del establecimiento”.

Pese a que el establecimiento ofrezca descuentos en su interior, no es necesario que todos los productos estén rebajados, pero sí hay un mínimo a tener en cuenta, “al menos el 50% de los productos deben estar rebajados”.

Márquez recuerda que el establecimiento está obligado a indicar “el precio anterior y el actual, o en su defecto, el descuento”. Además, “son productos que deben haber estado al menos 30 días en el establecimiento”, por lo que no es válida la oferta de productos comprados por el empresario específicamente para este periodo, sino que debe ser el mismo género que ya estaba en la tienda.

Los medios de pago ofrecidos por los establecimientos serán los mismo que habitualmente vienen aceptando. No debemos olvidar que se deben conservar las facturas y tickets de compra, pues se deberá dispone de ellas en caso de reclamación. Sin embargo, es importante confirmar, antes de realizar la compra, cuál es la política de devolución del establecimiento en cada caso, “puesto que la ley no obliga a devolver los productos”. Por ello, desde la OMIC se enfatiza en que “debemos consultar previo a la adquisición del producto por si no disponemos de la posibilidad de devolución o cambio”.

Compras online

Si la opción de compra en rebajas es online, a estos consejos se le añaden otros adicionales como elegir formas de pago seguras como la transferencia, la tarjeta de crédito o las plataformas especializadas, y comprobar que la barra de direcciones aparece como “https”, lo que indica conexión segura.

Tras realizar la compra, igualmente se deben conservar todos los correos electrónicos de confirmación y comprobar los cargos bancarios para identificar, en su caso, alguno no reconocido.

Es recomendable consultar los datos identificativos de la página, “deben aparecer en las condiciones generales o en el aviso legal, en la parte inferior de la página”. Entre ellos, es aconsejable confirmar la razón social del establecimiento y la ubicación de la empresa, “recomendamos que siempre sea en el entorno de la Unión Europea” ya que la legislación de consumo a la que estamos habituados no se aplica en plataformas extracomunitarias, por lo que los órganos de reclamación tampoco tienen competencia, quedando el consumidor a expensas únicamente de las condiciones de la empresa y su país de origen.

Entre las consultas de este tipo de compras aumentan las relacionadas con la compra venta de productos en redes sociales, una práctica nada aconsejable: “no son páginas webs como tal, es gente que puede darse de alta sin ninguna identificación, y que nos vende un producto, habitualmente a precios muy muy ventajosos, y que luego se trata de fraudes y estafas contra los que no se puede hacer nada desde la vía de consumo”. En esos casos, “hay que denunciar ante las distintas autoridades, como Guardia Civil o Policía”, aunque es difícil identificar quién está detrás de dicha estafa, “hemos llegado incluso a recibir casos de gente que ha recibido el DNI de la supuesta persona que esta vendiendo el producto. Pero era falsificado”.