PROVINCIA-LA SOLANA

Cruz Roja La Solana viajó hasta Despeñaperros para continuar con sus rutas senderistas

Más de cuarenta personas se desplazaron al Parque Natural de Despeñaperros para participar en una completa ruta senderista organizada por la Sección de Medio Ambiente de Cruz Roja La Solana. La expedición disfrutó con la fauna y flora de la zona, conociendo con detalle la historia del lugar en la batalla de las Navas de Tolosa. 

Los integrantes de la ruta comenzaron su excursión desde Venta de Cárdenas, recorriendo el cauce del río Magaña en varias ocasiones en un itinerario que les guió por Venta de la Iruela, Fuente de la Cerecilla, Puerto del Muladar y finalmente al Barranco de Valdeazores. Los 42 senderistas transitaron entre gigantescas rocas de cuarcita que forman el Parque Natural de Despeñaperros,  en parajes que cortan el paso entre el alto del Guadalquivir y la llanura manchega.

Durante la ruta, comprobaron como el agua ha ido erosionando las rocas para crear inexplicables caminos donde nunca los hubo. Tuvieron la oportunidad de observar las pequeñas trazas que ha abierto el río Magaña y que han sido utilizadas como vía de comunicación entre Castilla La Mancha y Andalucía a través de Sierra Morena.

También disfrutaron de la flora típica de la zona formada por quejigos, melojos, encinas y alcornoques, entre otras especies, además de encontrarse con algunos de los animales que habitan allí como águilas, ardillas y zorros. El recorrido también dio para una explicación histórica a cargo de uno de los senderistas, ofreciendo detalles del encarnizado combate entre tropas cristianas y musulmanes en la batalla de las Navas de Tolosa, que marcó un antes y un después en la historia de España.