PROVINCIA

CSIF lamenta que la Diputación 'desvíe la atención sobre la realización de test y la falta de equipos de protección'

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) vuelve a exponer que los trabajadores del Hospital Psiquiátrico de Ciudad Real, que dependen de la Diputación Provincial que preside José Manuel Caballero, siguen sin contar con equipos de protección individual adecuados y suficientes, además de que hasta el momento sólo se han realizado pruebas diagnósticas de coronavirus a 36 empleados y 16 pacientes de la Unidad de Media Estancia (UME) de este centro cuando la plantilla asciende a más de 80 personas y el número de residentes es de 51.

Así, CSIF incide en que la versión manifestada por la vicepresidenta de la Diputación encargada de la gestión del área de Atención a las Personas, Noelia Serrano, que incluso ha enviado una carta a todos los trabajadores intentando desprestigiar la acción del sindicato, sólo puede ser calificada de falsa cuando señala que “todos los empleados y los pacientes de los Servicios Asistenciales de la Diputación provincial, conocido popularmente por el psiquiátrico de Ciudad Real, han sido sometidos a los test de detección del COVID-19”.

La Diputación no ha cumplido todavía con la promesa de realizar test de diagnóstico a todo el personal y a todos los usuarios, ya que su uso es primordial para identificar los casos de coronavirus y evitar el contagio a través de trabajadores asintomáticos. No en vano, al personal de limpieza y los operarios, entre otros colectivos laborales, no se les ha realizado pruebas a pesar de estar en contacto con los pacientes.

Es más, la Diputación también miente al subrayar que los equipos de protección individual son suficientes y adecuados, ya que lo cierto es que los trabajadores se han visto en la obligación de reutilizarlos y las mascarillas que tienen no las han recibido del ente provincial sino que han llegado a través de diversas donaciones, lo que también constituye un riesgo porque puede tratarse de material no homologado.

La vicepresidenta de CSIF Ciudad Real, María de los Ángeles Ruiz, señala que “la respuesta de la Diputación ha supuesto un intento de desviar la atención por la falta de test y medios” y añade que “nos acusan de ser alarmistas simplemente por reclamar pruebas y material para los trabajadores, parece que a la institución le molestan las exigencias de nuestro sindicato, totalmente independientes, y lo que no va a hacer es silenciarnos cuando lo único que hacemos es defender por encima de todo que se garantice la salud y la seguridad de todos los empleados”. En este sentido, CSIF critica que la Diputación trate de poner a los trabajadores en contra del sindicato cuando en todo momento se ha resaltado desde la Central Sindical la labor realizada a pesar de la falta de medios.

El sindicato intentó sin éxito la semana pasada ponerse en contacto con Noelia Serrano hasta en tres ocasiones para exponer el malestar del personal, pero el silencio ha sido la única respuesta recibida. CSIF, sindicato más representativo en la institución provincial, no entiende cómo el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, consiente las declaraciones de la vicepresidenta del Área de Atención a las Personas porque “la función de todo sindicato independiente es estar al lado de los trabajadores, no vamos a permitir que  se ponga en riesgo su salud”, explica Ruiz, que añade que “nos parece desproporcionado y fuera de lugar que Serrano mande una carta a todos los trabajadores cuando lo único que hemos hecho son pedir test y material, el presidente debe explicar si le parece normal este tipo de actuaciones sectarias”.

Por último, la vicepresidente de CSIF Ciudad Real destaca que “la Diputación puede hacer uso de toda la retórica que quiera mientras los trabajadores nos trasladan la situación de desprotección que sufren. CSIF no pone palos en las ruedas, simplemente estamos para la defensa de las condiciones laborales de los trabajadores y aún más cuando puede estar en peligro su salud”.