PROVINCIA

El Manzanares F.S. cierra una primera vuelta perfecta con diez victorias y tres derrotas

El Manzanares FS Quesos El Hidalgo, tras cinco victorias consecutivas, ha finalizado la primera vuelta del campeonato con 30 puntos, a dos del líder Nazareno. En el segundo tramo de la temporada luchará por el título de liga del Grupo V de Segunda División B.

El Manzanares FS Quesos El Hidalgo ha firmado una primera vuelta casi perfecta. Diez victorias y tan sólo tres derrotas para un total de 30 puntos, que sitúan a los hombres de Dimas Sanguino en el segundo puesto de la clasificación. Un inicio de competición que deja a los manchegos en un lugar privilegiado en la parrilla de salida para intentar luchar por el título de liga del Grupo V de Segunda División B en el segundo tramo del campeonato.

Tras una temporada espectacular en Segunda División -con subcampeonato de liga y play-off incluidos-, el descenso administrativo por problemas económicos y el retraso en la inscripción y en la confección de la plantilla no presagiaban una travesía apacible por las aguas de la categoría de bronce del fútbol sala nacional. Sin embargo, el Manzanares FS, con apenas una semana de pretemporada con todo el equipo al completo, se plantó en Castro del Río (Córdoba) y logró la primera victoria del campeonato (2-3) en la siempre difícil cancha del CD Ategua FS.

El equipo azulón también se impuso en su estreno en casa, en la "bombonera de la Mancha", frente a El Ejido FS (5-3), y en la tercera jornada sumó su primera derrota en tierras malagueñas frente al CD Racing Kallan Doors Alameda (3-2), en un choque en el que los manchegos se vieron claramente perjudicados por varias decisiones polémicas del dúo arbitral. Los hombres que dirige Dimas Sanguino se olvidaron rápido de este injusto tropiezo y encadenaron cuatro victorias consecutivas (SDU África Ceutí, Sporting San Vicente, Incosur Coineña y Hotel Sol Gran Montijo), que les consolidaron en la zona noble de la clasificación.

Pero nadie dijo que esto iba a ser un camino de rosas. A principios de noviembre, el Manzanares FS Quesos El Hidalgo sufrió una contundente y justa derrota en su pabellón frente a Bujalance Calderería Manzano (2-10), que ponía fin a una superlativa racha de imbatibilidad en casa de 23 partidos a lo largo de más de un año y siete meses. La última vez que la "bombonera de la Mancha" había visto perder a su equipo en liga ∫fue el 4 de abril de 2011 frente al Illescas FS, la temporada que lograron el ascenso a plata con Rogelio Mateos-Aparicio en el banquillo.

Una jornada después, los manzanareños también besaban la lona en Dos Hermanas (Sevilla) contra el líder Nazareno (7-4). Sin embargo, esta derrota, la segunda consecutiva, fue un punto de inflexión para el Manzanares FS. Los jugadores y el cuerpo técnico, lejos de venirse abajo (no es ésa precisamente una de las señas de identidad del equipo azul), echaron mano del calendario y ese mismo día se conjuraron para intentar vencer los últimos cinco partidos de la primera vuelta, choques asequibles, a priori, frente a conjuntos de la zona media-baja de la clasificación.

'La conjura de Dos Hermanas', que tenía como objetivo lograr 15 puntos de 15 posibles, finalizó con éxito el pasado sábado. El Manzanares se impuso 5-2 a Distribuciones Cisneros Almendralejo y concluyó la primera vuelta en segunda posición de la tabla con 30 puntos, a tan sólo dos del líder Nazareno. Smurfit Kappa La Palma, Cooperativa Estopiñán Melilla, Aluprafe Orihuela y Manilva FS fueron las otras cuatro víctimas de los ciudadrealeños en esta difícil empresa.

Donde no pudieron repetir gesta los manchegos fue en la Copa del Rey. El Manzanares FS Quesos El Hidalgo, que hace ahora justo un año jugaba uno de los partidos más importantes de su corta historia frente al Caja Segovia, tras haber eliminado anteriormente al Puertollano FS, no ha podido pasar este año de primera ronda. El Futsal Cartagena, de Segunda División, ganó 3-4 en la "bombonera". Clasificarse para la próxima edición del torneo del KO es, precisamente, otro de los objetivos del club que preside Manuel del Salto esta temporada.

Dimas Sanguino, que sustituye en el banquillo a otro toledano, Raúl Aceña, tiene en Fran Noguera, Chin, Cacho, Javi Baz y el capitán De la Cuerda a su columna vertebral, su cinco tipo. Salvo lesión o sanción éste ha sido siempre su quinteto inicial. Loren, Ramón y Gabi son sus primeras balas en la recámara. Además, poco a poco, según ha ido avanzando la competición, los jugadores de la casa se han ido ganando la confianza del técnico y han disfrutado de minutos en la rotación. Hasta cinco jugadores de Manzanares han debutado este año con el primer equipo en Segunda División B: Pista, Ufe, Guille, Pitu y Jose. Este último con dos goles frente a Aluprafe Orihuela.

Cacho, con 18 tantos, es el pichichi del equipo y también uno de los máximos artilleros del grupo. Sólo Migo (Nazareno FS) y Alberto (La Palma) con 23 y 19 goles, respectivamente, superan al ala-pívot de Fuenlabrada. En esta primera vuelta también han sido claves la aportación ofensiva de Loren (15 goles) y De la Cuerda (11), y el buen hacer de Fran Noguera bajo los palos. El portero toledano ha salvado más de un punto gracias a sus acertadas intervenciones.

Dejando al margen los resultados deportivos, la otra gran noticia de lo que va de temporada es la respuesta de la afición. Una media de 400 personas acude fielmente al Pabellón Municipal de la calle Maestro Villatoro cada 15 días para animar a su equipo, una cifra considerable y difícil de ver en la gran mayoría de las canchas de la categoría de bronce del fútbol sala nacional e incluso en algunas de plata. No es de extrañar que, al término de cada partido, el equipo rival (los jugadores locales también, por supuesto) agradezca con aplausos el fenomenal ambiente que se vive en Manzanares y que el nombre de la "bombonera de la Mancha" sea ya conocido por toda la geografía nacional.