PROVINCIA-LA SOLANA

Eladio Maleno: ‘Somos los últimos en enterarnos de los cambios en educación’

Los dos institutos de La Solana trabajan ya a pleno rendimiento. El curso arrancó con normalidad y esa mezcla de ilusión y nervios tan usual.  Terminando de implantar la LOMCE en 2º y 4º de ESO, y sobre todo en 2º de Bachillerato, la duda sigue siendo qué pasará con el examen final. Incertidumbre es la palabra que martillea la mente del profesorado. Los docentes trabajan un poco a ciegas mientras procuran dar calma a los alumnos y a sus padres.

IES Eladio Maleno

Eladio Maleno, jefe de estudios del IES Modesto Navarro, admite que no saben qué decir a sus alumnos, o a sus padres, puesto que la reválida continúa siendo una incógnita sin desvelar. “Las grandes inquietudes se centran en los alumnos que acaban el Bachillerato, porque en 2º y 4º de ESO los chicos tenían más o menos claro a qué se iban a enfrentar el curso siguiente”.

En declaraciones a Radio Horizonte, Maleno lamenta que el gran pacto de educación no termine de llegar. “Seguimos con leyes nuevas y somos los últimos en enterarnos de los cambios y cómo aplicarlos”. No en vano, recuerda que estamos ya en octubre, la delegación les ha pedido las programaciones de curso antes del día 15 y en segundo de bachillerato no hay garantía de nada. “Tendríamos que terminar antes que el resto para que los chicos preparar el examen extraordinario, pero dentro de un mes nos dirán que esto se hace de otra forma y las programaciones habrá que rehacerlas”.

La próxima semana es la recepción de padres para conocer al tutor y las normas de funcionamiento. Pero los tutores no sabrán responder cuando les pregunten qué pasará con sus hijos cuando termine el curso. “Sólo podemos transmitir tranquilidad y decirles que si sus hijos han trabajado bien durante el curso sacarán adelante lo que le pongan”. Pero cree que esas dudas no son buenas y ponen a los profesores en una situación incómoda.

Reconoce que la falta de gobierno en Madrid es un problema, pero recuerda que las cosas no eran muy distintas cuando lo ha habido. El mal de fondo es estructural, en tanto no se tenga en cuenta la opinión de los profesionales. “Las grandes decisiones en educación se las tienen que preguntar a quienes estamos con los chicos a diario”. “Si no podemos un granito en esas decisiones, malamente se pueden hacer bien las cosas”.