PROVINCIA

Francisco López Muñoz investido y cruzado caballero de la orden militar y pontificia de caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén

El pasado sábado 28 de octubre, en una ceremonia celebrada en la Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación de Málaga, fue investido y cruzado Caballero de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, Lugartenencia de España Occidental, Capítulo Noble de Castilla y León, Francisco López Muñoz, natural de Villahermosa (Ciudad Real), por parte del celebrante y Prior de la Lugartenencia, su eminencia reverendísima Carlos Cardenal Amigo y ante la presencia del Lugarteniente, su excelencia el Teniente General Duque de San Pedro de Galatino, Juan García y Martínez, y el resto de hermanos de hábito.

El villahermoseño Francisco López Muñoz es Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid y Doctor en Lengua Española y Literatura por la Universidad de Alcalá, especialista en Medicina Farmacéutica y Diplomado en Estudios sobre el Holocauto por la International School for Holocaust Studies de Yad Vashem (Jerusalén, Israel). En la actualidad ejerce su actividad docente e investigadora, como Profesor Titular de Farmacología, en la Universidad Camilo José Cela (Madrid), de la que es Director de su Escuela Internacional de Doctorado, Presidente del Comité de Ética de la Investigación y Adjunto a la Consejería-Dirección de Profesorado. Asimismo, es miembro investigador del Instituto de Investigación Hospital 12 de Octubre de Madrid y del Portucalense Institute of Neuropsychology (INPP) de la Universidade Portucalense Infante Dom Henrique de Oporto (Portugal). Autor de 25 libros y más de 550 publicaciones científicas en el campo de la psicofarmacología y la historia de las neurociencias, ha sido reconocido con numerosos premios de investigación. El Dr. López Muñoz es Académico de Número de la Real Academia Europea de Doctores, Académico Correspondiente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cádiz, Miembro de Honor del Consejo Superior Europeo de Doctores, Académico Correspondiente de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, Académico Correspondiente de la Real Academia de la Mar, Académico Correspondiente Extranjero de la Academia Nacional de Medicina de Colombia, Consejero de Número del Instituto de Estudios Manchegos, y está en posesión de la Cruz de la Orden al Mérito de la Guardia Civil entre otros honores y distinciones.

La Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén en la Orden de Caballería más antigua de la Cristiandad, siendo creada en el año 1098 por el artífice de la Primera Cruzada, Godofredo de Bouillón, duque de la Baja Lorena y Protector del Santo Sepulcro. Los caballeros sepulcristas constituían una guardia noble, que velaba y custodiaba con sus armas noche y día el Santo Sepulcro vacío de Jesucristo, defendiendo las murallas de la ciudad de Jerusalén, protegiendo a sus habitantes y acompañando a sus reyes en las batallas. Hoy día, la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén es una de las dos órdenes de caballería (junto a la Orden de Malta) dependiente y reconocida por el Estado del Vaticano.

En la actualidad, el objetivo de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén es velar por los Santos Lugares y la presencia cristiana en Tierra Santa, territorios que ocupan hoy el estado de Israel, Palestina, Jordania y Chipre, incluyendo el soporte del Patriarcado Latino de Jerusalén, y, por supuesto, el mantenimiento de una enorme Obra Social, centrada actualmente en la construcción y mantenimiento de escuelas, universidades, hospitales, y residencias de ancianos, independientemente de la vinculación religiosa de los afectados: asistencia y desarrollo de ayuda a los jóvenes, ancianos, discapacitados y marginados, contribución al desarrollo social por la educación, la defensa de la libertad de culto, la defensa de las minorías étnicas y la búsqueda de la justicia y de la paz en estos territorios de Oriente Próximo. A título de ejemplo, en los últimos 30 años la Orden ha edificado cuatro jardines de infancia, tres grandes escuelas, una primaria y secundaria de 950 alumnos en René, cerca de Nazaret, en Israel, una segunda con 1043 alumnos en Fuheis, Jordania, y la tercera en Kerak-al Wasieh, en el sur de Jordania, además de un Orfanato en Belén, una casa para chicos en Betania, un centro de acogida para chicas, dos centros de acogida, uno en Haifa y otro en Ain Karem, Israel, para niños discapacitados graves (judíos, musulmanes y cristianos), una residencia de ancianos para 50 personas indigentes en Abu Dis, Jerusalén, tres organizaciones de comidas a domicilio que proporcionan tanto en comidas calientes como asistencia personal a necesitados y ancianos de la ciudad vieja de Jerusalén y de Beit Hanina, entre otros proyectos sociales como la cobertura de asistencia sanitaria y gastos de agua y luz de las familias más indigentes.

Los Estatutos de esta Orden de Caballería establecen que “el celo por la renuncia en medio de esta sociedad de la abundancia, el compromiso generoso a favor de los más débiles y la falta de protección, la lucha valiente por la justicia y la paz, son las características de la Orden del Santo Sepulcro”. Además de la nobleza de sangre, la Orden del Santo Sepulcro también admite en sus filas a aquellos que se han hecho acreedores, por méritos profesionales y/o académicos, de lo que se llama “nobleza personal”, aunque el proceso de selección de candidatos es largo y complejo, pues tras la propuesta realizada por dos caballeros, la Lugartenencia revisa y estudia la documentación aportada de todos los candidatos y la opinión de dos informantes designados para este menester, y es enviada a Roma, donde el Gran Magisterio de la Orden, en nombre del Soberano Pontífice, otorga el placet al nombramiento. Finalmente, el Santo Padre, como Jefe Supremo de la Orden y Jefe del Estado Vaticano, en “fons honorum”, concede la nobleza personal al candidato, supliendo así las posibles diferencias y equiparando a todos los hermanos de hábito.

Los caballeros de esta Orden llevan aparejados otros nombramientos, como el de Conde del Sacro Palacio de San Juan de Letrán y, sólo en España, por su fidelidad a la Santa Sede desde sus comienzos hasta nuestros días, el de Canónigo Honorario de la Colegiata de Santa María de Calatayud.

Muy vinculado a su tierra, los Campos de Montiel, Francisco López Muñoz es actualmente Presidente de la Hermandad de Nuestra Señora de la Carrasca, patrona de Villahermosa, organización responsable, entre otras, de organizar la romería mariana y las Fiestas populares que tienen lugar todos las años, el segundo fin de semana de septiembre, en honor a la Virgen de la Carrasca, y que posiblemente constituyan una de las manifestaciones populares marianas más importantes de la provincia de Ciudad Real.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad