PROVINCIA-MANZANARES

Gran ambiente en la jornada de convivencia vecinal del Nuevo Manzanares

Nuevo Manzanares
Nuevo Manzanares

Con bailes, hinchables y caldereta popular, el barrio del Nuevo Manzanares vivió el domingo un gran ambiente con motivo de la jornada de convivencia vecinal organizada un año más por su asociación de vecinos. Ésta agradeció al Ayuntamiento la solución a sus demandas, principalmente la de la presión del agua. A la celebración no faltaron otras asociaciones de vecinales de la localidad.

A diferencia de otros años, en los que la jornada de convivencia vecinal ha estado pasada por agua, la celebrada este domingo en el barrio del Nuevo Manzanares tuvo un tiempo extraordinario que permitió disfrutar de un ambiente excepcional en la plaza de Luis Buñuel, cuyas terrazas estuvieron repletas de público desde mediodía.

El presidente de la Asociación de Vecinos del Nuevo Manzanares, Eusebio Espinosa, destacó que este barrio ha recuperado dinamismo tras la reapertura de bares en su plaza, totalmente peatonal y con juegos infantiles, lo que la convierte en un lugar muy atractivo, tal y como se pudo comprobar el domingo, en el que además hubo otros alicientes como castillos hinchables y sevillanas a cargo del grupo de Ana Beatriz.

El principal reclamo de la jornada fue una caldereta popular cuyas raciones se pudieron degustar a tres euros. Dio para unos 350 platos y fue elaborada por el grupo de cocineros de la Asociación de Vecinos San Isidro, de Daimiel, que desde hace años colabora con el Nuevo Manzanares en la preparación de este tipo de comidas populares. Requirió de 115 kilos de carne, además de gran variedad de verduras, según explicó el “chef” Miguel Ángel Escuderos.

Además de celebrar un día de convivencia con los vecinos del barrio, la Asociación de Vecinos del Nuevo Manzanares también fomenta con esta jornada el compañerismo con el resto de asociaciones vecinales de la localidad, que también estuvieron presentes y destacaron las buenas relaciones que tienen todas ellas.

La corporación municipal también estuvo representada en la jornada. Para la concejala de atención a barrios y de asociaciones vecinales, éstas son otro motivo de orgullo para Manzanares. “Son un canal de participación y el nexo de unión entre el barrio y el Ayuntamiento”, señaló Gemma de la Fuente, que subrayó el trabajo desinteresado que hacen y felicitó a la del Nuevo Manzanares por este tipo de iniciativas “que dinamizan el barrio”.

Eusebio Espinosa destacó en esta jornada de convivencia la estrecha relación que tiene la asociación de vecinos que preside con la concejala delegada del área. “Todas las demandas las comentamos y no hay cosa que nos hayan dicho que no, así que, muy contentos”, añadió.

Presión del agua

El presidente de la Asociación de Vecinos del Nuevo Manzanares también aprovechó para expresar su satisfacción al Ayuntamiento por haber resuelto la principal demanda del barrio desde hace años: la falta de presión del agua potable en los domicilios. Tras los últimos trabajos realizados en la primera fase de renovación de la red de agua del municipio, y a falta de rematar los últimos enganches en el barrio, sus vecinos ya lo están notando. “Llevábamos más de cinco años pidiéndolo y estamos muy contentos”, señaló Espinosa.

La próxima petición que la asociación vecinal verá satisfecha será la sustitución del alumbrado público por otro más eficiente.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad