PROVINCIA-LA SOLANA

El IES Clara Campoamor debatió cómo influyen los padres en la correcta alimentación de sus hijos

Los padres deben servir de ejemplo a sus hijos en materia de educación nutricional, inculcando hábitos saludables para fomentar una alimentación sana, variada y equilibrada. Ese fue el mensaje principal que transmitió la investigadora del CSIC Irene Fernández en la charla de la Escuela de Padres del IES Clara Campoamor que reunió a numerosos asistentes.

La ponente destacó la importancia que tiene la creación de unos buenos hábitos alimenticios en los niños desde que nacen hasta la edad adolescente. Argumentó que los padres tienen mucho que ver en este aspecto y que deben ser los primeros en dar ejemplo a sus hijos con una alimentación sana y equilibrada.

Indicó que el mayor error de los padres en cuestión alimentaria es consentir al niño un día tras otro. Los progenitores consienten una alimentación errónea con tal de evitar discusiones cotidianas en la mesa, dijo Fernández. La investigadora recomendó no caer en la tentación de la bollería industrial o la comida rápida e insistir para que los niños prueben todos los alimentos saludables, aunque al principio sean algo reacios.

La investigadora del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Nutrición del CSIC, indicó que una mala alimentación puede acarrear numerosos problemas en el organismo, además de las alarmantes cifras que se están registrando en obesidad infantil.

Con esta actividad, incluida en el proyecto Ciudad Ciencia a través del CSIC, se reanudó la Escuela de Padres del IES Clara Campoamor. La directora del centro educativo, Toni Martínez, recalcó la importancia de la charla porque muchas personas no son saludables a la hora de comer y optan por la bollería y la comida precocinada por comodidad.