PROVINCIA

Las Juventudes Marianas Vicencianas ayudan al Banco de Alimentos

La asociación joven católica Juventudes Marianas Vicencianas ha tenido la iniciativa de compartir estos días no lectivos por Navidad con los más necesitados. Durante dos mañanas, chicos y chicas de 16 años seguirán madrugando igual para ser voluntarios del Banco de Alimentos de Ciudad Real.

Estos alumnos del Colegio San José, donde convivían hasta hace poco con las Hijas de la Caridad, quieren continuar la labor de altruismo y generosidad que iniciaron las monjas y que su Asociación lleva demostrando desde 1950. Para ello, han decidido ahorrarles trabajo a las personas mayores que colaboran con el Banco y serán los adolescentes quienes organicen su almacén durante sus vacaciones estudiantiles.

Acompañados de su delegado, se han valido de la agilidad que les regala la edad para hacer frente a los cientos de kilos de comida que se almacena estos días en el Banco y que necesita ser distribuida lo antes posible para que llegue a las familias más necesitadas en estas fechas. Una muestra de fe y amor al prójimo que trabajan en convivencias, catequesis y cada día en su rutina.

“No solo lo hacemos por aquellos que menos tienen, sino que también enriquecer nuestra espiritualidad saliendo de nuestro día a día”, asegura una alumna que se muestra entusiasmada de compartir estos momentos con sus compañeros. También les acompaña otra antigua alumna del colegio, que es la prueba de que la solidaridad une a diferentes generaciones.

El presidente del Banco de Alimentos, Segundo Alcázar, se ha emocionado al darles las gracias a los chavales y comprobar que “la bondad nunca se va a acabar en el mundo porque los jóvenes la lleváis dentro”. Además, ha indicado que los datos de la Gran Recogida de hace semanas se publicarán por comarcas y sectores, para que el agradecimiento tengan nombre propio.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad