PROVINCIA

Los empresarios de Moral de Calatrava invitan a conocer esta localidad con encanto

La Asociación de Empresarios de Moral de Calatrava (ASEMCA) realiza una campaña para invitar a toda la comarca, provincia, región y a quién lo desee a visitar esta localidad de la provincia de  Ciudad Real, conocer su historia, su cultura, sus gentes, su gastronomía y su comercio.

Esta asociación que cumple tres años de andadura, quiere dar a conocer la localidad de Moral de Calatrava, invitando a quienes lo deseen a conocer su pueblo.

ASEMCA ha realizado numerosas iniciativas encaminadas a promocionar e impulsar las empresas locales y con ello contribuir al crecimiento económico de Moral de Calatrava y a la creación de empleo.

Para Pedro Delgado, presidente de ASEMCA, a pesar de los tiempos que corren han logrado superar las dificultades: “En estos tiempos tan difíciles no han sido pocas las ocasiones en las que nos hemos encontrado con dificultades, pero todas ellas las hemos resuelto con una acción que para mí es muy importante y lo que hace que una asociación de este tipo funcione: la unión”.

Delgado señala que su objetivo es conseguir que “la gente visite Moral, porque es un pueblo con historia, cultura, su gastronomía es insuperable y no digamos sus gentes”.

Entre las iniciativas llevadas a cabo están la Feria Gastronómica del Puchero, la Feria de la Tapa, promociones para el consumo en Navidad, las Fiestas del Vino, charlas coloquio sobre el ahorro de energía en las empresas y un largo etcétera de actividades que dan vida a una localidad con encanto y llena historia.

Para ASEMCA, Moral de Calatrava merece la pena visitarla.

Moral de Calatrava

Es una localidad de la provincia de Ciudad Real, situada a 20 kilómetros de Valdepeñas y a 40 de la capital. Es un municipio integrado en la Orden de Calatrava desde 1.212.

La zona en la que hoy se asienta Moral de Calatrava se cree que fue habitada en el Paleolítico Medio, como lo atestiguan diversos objetos encontrados en las proximidades de la Cueva de la Mora. Hubo posteriormente un asentamiento o aldea de pescadores romanos  en las proximidades del río Jabalón llamado Oreto del que también se conservan algunos valiosos objetos.

De la dominación romana existen varios testimonios, como el paso de la vía transversal desde Mérida  hasta Levante y el probable basamento romano de la actual iglesia parroquial, cuya antigua función, por su extensión y solidez, hace pensar que pudo estar destinada al servicio público (horreum, casa de la curia, etc). La ermita de San Blas se cree también que fue en época romana una mansión construida al pie de la mencionada vía.

Esta localidad que tiene una población de alrededor de 6.000 habitantes tiene un encanto especial que invita a pasear por sus calles, algunas todavía de piedra, visitar sus iglesias, su centro histórico, recorrer su entorno y ver su paisaje, sus lagunas con agua (La laguna, Calderón), para acabar sentados en las terrazas de verano de sus bares y restaurantes, y degustar su vinos, tapas, su gastronomía y comprar en sus tiendas, alojarse en sus establecimientos hoteleros con historia y tradición.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad