PROVINCIA-LA SOLANA

Más de 850 roscos, 80 litros de chocolate y 3 remolques de leña se emplearon en la fiesta de San Antón

San Antón
San Antón

Con  la bendición de los roscos del Santo y el chocolate, comenzaron en la tarde del sábado los actos y cultos  en honor al patrono de los animales, San Antón, en el recinto de su ermita.

Posteriormente se oficiaba la misa, a cargo del párroco de Santa Catalina, Benjamín Rey, contando con la asistencia del alcalde Luis Díaz- Cacho, así como concejales del equipo de gobierno, directiva de San Antón, representantes de otras cofradías y hermandades y numerosos fieles que llenaban el templo.

En la homilía Benjamín Rey tuvo palabras de agradecimiento al trabajo que desarrollan los directivos, destacando el desvelo con el que están manteniendo el patrimonio de esta ermita centenaria y recordó las mejoras que en la misma se han introducido este año. Durante la misa se realizaban diversas ofrendas por niños, desde el pan y el vino a juguetes, así como una rama de oliva, en recuerdo de las labores que muchos solaneros realizan en estas fechas de recogida de aceituna. Estando la parte musical, un año más, a cargo del coro de la Iglesia de Santa María.

Posteriormente comenzó la venta de roscos y chocolates, siendo muchos los que los pudieron degustar en el salón  existente, justo al lado de la ermita, dando paso seguidamente a la monumental ‘lumbre’, que como es costumbre se prende al anochecer y que servía para que muchos de los asistentes degustaran las habituales viandas a la brasa.

Procesión en la Ermita de San Antón

En la mañana del domingo, a partir de las 11:00, tenía lugar la tradicional procesión, donde la ciudadanía junto con sus mascotas y los típicos caballos, dieron tres vueltas al recinto, para posteriormente proceder a la bendición y sorteo de premios con diferentes regalos.

El presidente, Antonio Ruiz-Peinado Naranjo, contó que este año se hace un balance muy positivo, “con una gran participación ya que el tiempo acompañó en el acto”. Se llegaron a fabricar 850 roscos, en cuanto al chocolate empleado ronda los 80 litros, y para la hoguera se utilizaron tres remolques de leña. Ruiz-Peinado informó que actualmente se cuenta con unos 170 socios, siendo el más joven un bebé apuntado en la noche del sábado que cuenta con tan solo 21 días.

Referente a los premios se dieron un total de 176 números, contando con 77 regalos donados por diferentes establecimientos y particulares. El premio a la mascota más original recayó en ‘pupas y larvas de mosquito’, el premio al más viejo fue para ‘caballo de 21 años’, y el más joven para ‘choto de un mes’.

En cuanto a los premios de las papeletas fueron, 1º para el número 433 que gana un ‘cerdo’; 2º número 52 con un ‘jamón’ y 3º el número 599 que consigue ‘queso y estuche de vino’.