PROVINCIA

Una moción de urgencia de Izquierda Unida sobre Sanidad llevó la tensión al Pleno de La Solana

La presentación de una moción de urgencia por Izquierda Unida, que finalmente no se consideró como tal y el punto de ruegos y preguntas, alargaron finalmente la sesión ordinaria de mayo de la Corporación Municipal que parecía no iba a durar más de diez minutos y que finalmente  se extendió una hora. Los puntos del orden del día se iban aprobando por unanimidad y con rapidez,  hasta que el grupo de Izquierda Unida presentó una moción que consideraban de urgencia.

Ayto. fachada-1 (1) (Copiar)

El alcalde propuso una suspensión de cinco minutos para estudiarla  por los otros dos grupos y comenzó el debate  y determinados momentos de tensión.

El portavoz de  IU, Bernardo Peinado, justificó la presentación de la moción  ante los problemas que están creando en sanidad y educación  los recortes y las privatizaciones. Precisamente la moción hacía alusión a la situación creada en pediatría del Hospital de Toledo, en atención a menores que, dijo, puede afectar a algunos vecinos de la localidad y que se inste a la Junta de Castilla La Mancha para evitar poner en riesgo la salud de las personas.

En el transcurso de su intervención recordó las movilizaciones que tuvieron que realizarse ante el anuncio del cierre de las urgencias en pequeños pueblos para que no se llevaran a cabo esos cierres.

Por el portavoz del PP, Francisco Nieto,  se indicó que no es suficiente para analizar la situación denunciada lo que se dice en la moción por IU, ya que lo hacen con un criterio político y consideraban que no era urgente debatirla en ese momento.

En nombre del grupo socialista el alcalde señalaba que para la presentación de mociones de urgencia se había establecido un procedimiento que había que cumplir y  que su grupo, si  bien estaba de acuerdo en el sentido de la moción, no lo estaba en el procedimiento y teniendo en cuenta que el día 11 se convocaría un pleno extraordinario se podía llevar al mismo,  anunciando que su grupo se abstendría.

Las decisiones de  los grupos originó un debate sobre  cuando se debe presentar una moción de urgencia al pleno, provocando un llamamiento al orden del alcalde al portavoz de IU, al reprocharle Bernardo Peinado la convocatoria de un pleno extraordinario, que  según el alcalde obligaba a  su celebración  la legislación estatal.

El debate se extendió a  si se debía  haber retrasado el pleno ordinario, que el alcalde señaló  ya estaba convocado cuando  se tuvo conocimiento de la necesidad de convocar el extraordinario, los ahorros por dietas a los concejales, la libertad de expresión y cuando llegó a los concejales una moción de urgencia anterior del PP, señaló el concejal Serafín Alcázar, que  no aprobaron en su momento PSOE e IU. Finalmente votó a favor de la urgencia IU, en contra el PP y se abstuvo el PSOE, por lo que no se debatió.

En ruegos y preguntas los concejales de IU  preguntaron sobre una operación de tesorería, que María Pérez señaló costaba al Ayuntamiento 3.250 euros de apertura, cuando había remanente de tesorería. El alcalde señaló que ante  el retraso en los ingresos por parte de la Junta de Castilla La Mancha preferían tener un colchón como ese, para no tener que pagar recargos si se retrasaban los ingresos.

Sobre el retraso de la apertura del nuevo Centro de Salud pidieron conocer si el Ayuntamiento va a  gestionar su apertura o, según María Pérez, se inaugurará cuando le interese a algún político. Al respecto el alcalde señaló que en conversaciones con la gerente le habían señalado que el retraso se debía a problemas con el agua caliente.

Otro debate se originó sobre una factura pagada a un arquitecto para una tasación de suelo urbano, preguntando IU sobre si los técnicos municipales no  debían realizarla y no acometer esos gastos. Precisamente si por los concejales de IU se había  dicho que los técnicos no eran de fiar.

Desde IU pidieron también se rescindiera el contrato con el abogado Luis Sánchez, señalando IU que en la Junta de Gobierno se había  puesto en contra asimismo el PP, señalando el alcalde que  se mantenía porque no dependía de los votos, sino de sus competencias.

Otra petición que realizó IU fue la convocatoria de la Comisión de Promoción Económica, señalando el acalde que  estaba pendiente de convocarse por el presidente de la misma,

Igualmente se interesó el portavoz de IU por  las negociaciones para sacar adelante  el Parque Empresarial, respondiendo el alcalde que estaban muy avanzadas con el viceconsejero, pero que había sido cesado y  todo está pendiente de  reiniciar las negociaciones, interesándose asimismo sobre la situación de los módulos nido.

El portavoz  del PP Francisco Nieto pidió al alcalde se completara el informe que había solicitado sobre el pozo del Tomillar, del que dijo faltaban determinados  puntos sobre la extensión del terreno, así como lo que se puede hacer con el agua del pozo  que supone  un millón de euros.

El pleno comenzó, como es habitual, con un minuto de silencio por las  mujeres fallecidas por violencia de género, aprobándose por unanimidad el acta de la sesión anterior, dando conocimiento de los decretos del alcalde, así como los escritos y comunicaciones,

Por unanimidad se aprobó finalmente la adhesión a la Central de contratación de la Federación de Municipios y provincias, que tiene como objetivo  centralizar los contratos  el coste, sin que suponga  coste alguno.   

El pleno contó con la  asistencia de los 8 concejales del PSOE, 6 del PP y los 2 de IU, deseando el alcalde una pronta recuperación al concejal popular Antonio Valiente.