PROVINCIA-MANZANARES

“Ninguna persona de bien puede alegrarse de que se archive el caso de la legionela sin aclarar nada”

Manuel Martín Gaitero (Portavoz Grupo Municipal Popular de Manzanares
Manuel Martín Gaitero (Portavoz Grupo Municipal Popular de Manzanares

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Manzanares ha asegurado que el sobreseimiento provisional del caso de la legionela ha caído como un jarro de agua fría, no solo sobre las víctimas, sino sobre todos los vecinos de Manzanares.

Nadie comprende, en su opinión, que un brote que causó cinco fallecidos y cerca de seiscientos afectados se pueda cerrar, tanto en el ámbito científico como en el jurídico, sin establecer las causas y explicar semejante tragedia. 

Según parece, tanto el informe del fiscal como el auto del Juzgado que deciden el sobreseimiento se basan únicamente en el informe de la Consejería de Sanidad de finales de octubre de 2016. Dicho informe fue muy criticado en su momento por el Grupo Municipal Popular debido a sus contradicciones, a su falta de resultados concretos y a la ausencia de conclusiones que permitiesen explicar lo sucedido, particularmente el foco o focos que dieron origen al brote de legionela más virulento de la historia.

Tras conocer aquel informe, ya adelantamos que sería imposible que la Justicia esclareciese el caso basándose únicamente en el mismo. Para este desenlace, el alcalde Julián Nieva ha estado preparando a los vecinos desde diciembre de 2015, afirmando reiteradamente que en la mayoría de estos casos no se llega a conocer el origen.

Respecto a las declaraciones de la portavoz socialista, Beatriz Labián, su satisfacción por el archivo del caso es “un insulto a las víctimas, acompañado como es costumbre de su versión tergiversada de la resolución judicial”. Ni el auto judicial ni el informe de Sanidad descartan que hayan sido las fuentes ornamentales, la torre de refrigeración de una empresa o un riego agrícola los orígenes posibles de la infección. Lo que viene a decir es que, a la vista de las numerosas contradicciones del informe de Sanidad, que lo mismo apuntan que descartan esos focos, resulta imposible saber con certeza cuál fue el origen y, por ello, determinar responsabilidades.

El Grupo Municipal Popular no va a rectificar ninguna de las posiciones adoptadas desde que estalló el brote y se conocieron sus consecuencias:

-  Apoyar, como ninguna otra formación política, a las seiscientas víctimas de la legionela. Son nuestra primera preocupación, merecen respeto y memoria, pero han sido despreciadas por el equipo de gobierno socialista.

-  Seguir preguntando cuál fue el origen de la legionela, cuándo comenzó realmente, si se podía haber atajado antes, si se analizó el agua potable y qué papel jugó la red de abastecimiento, entre otras muchas cuestiones. De las respuestas a esas preguntas puede depender que no se vuelva a repetir un brote similar.

-  Exigir las responsabilidades políticas a los Concejales de Sanidad y Medio Ambiente que durante año y medio se han negado a responder preguntas en pleno y se han comportado como si el caso legionela nunca hubiera existido.

Manzanares no puede pasar página, sin saber lo que pasó y por qué pasó, a la mayor crisis sanitaria de la historia de Castilla-La Mancha. Las seiscientas víctimas merecen Memoria, Dignidad y Justicia.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad