PROVINCIA-ALMODÓVAR DEL CAMPO

Niños y adultos de Almodóvar del Campo han conocido las claves para el correcto reciclaje del vidrio

Ecovidrio ha desplegado en la Plaza Mayor la campaña ‘Bienvenido al Planeta de Mr. Iglú’ haciendo hincapié en que el cristal, que tiene óxido de plomo, no debe ir al contenedor verde.

Los escolares, seleccionando el tipo de contenedor adecuado
Los escolares, seleccionando el tipo de contenedor adecuado

Un uso correcto del contenedor verde, consistente en diferenciar el vidrio del cristal, ha sido el motivo por el que decenas de alumnos de Primaria de los tres colegios de Almodóvar del Campo y vecinos en general de todas las edades, se han acercado hasta la Plaza Mayor, allí, la entidad Ecovidrio ha llevado a cabo en colaboración con el Ayuntamiento y la Junta de Comunidades, su campaña de sensibilización en materia de reciclaje de vidrio ‘Bienvenido al Planeta de Mr. Iglú’.

Una campaña cuyo objetivo principal es informar y sensibilizar a los ciudadanos, de cualquier edad, sobre la importancia del reciclaje de vidrio, así como las ventajas económicas, ambientales y sociales que conlleva su reciclado. También se ha mostrado de una forma sencilla cuál es la cadena del reciclaje para este tipo de residuo. Todo ello a través de una instalación hinchable y diferentes elementos decorativos y lúdicos.

La campaña ha recalado en Almodóvar del Campo en línea con la política de protección medioambiental que el Ayuntamiento viene incentivando en estos últimos años y que, como explica el concejal Fernando Torres, “no solo consiste en la plantación de árboles, el cambio de alumbrado público a LED que posibilita menores emisiones de CO2 a la naturaleza, sino que también se hace posible reciclando y concienciando a toda la ciudadanía, desde los más jóvenes en los colegios al resto de ciudadanía, de que hay que reciclar lo máximo posible”.

Soraya Padilla, una de las dos personas que desarrollan la actividad como monitores ambientales de Ecovidrio, explicaba por su parte que en sus visitas los escolares reciben primero una introducción en la que “nos centramos en que sepan diferenciar el vidrio y el cristal para que así sepan qué debemos echar correctamente dentro del contenedor verde que es solamente el vidrio”. La razón por la que el cristal no debiera tener cabida en el iglú verde es que contiene óxido de plomo, pero no así el cristal.

El truco definitivo para diferenciar el vidrio del cristal

“Y uno de los trucos que siempre contamos para que lo diferencien es que todo lo que tiene tapa, tapita o tapón es vidrio; es algo que les decimos a los niños pero que sirve también a los adultos”, apuntaba esta coordinadora.

Posteriormente, los escolares se han ido turnando en actividades como ‘La cadena del reciclaje’, que tiene distintas etapas que son también simuladas para la conozcan. Así, una de las actividades que han protagonizado ha sido hacer la compra para, después, ver a qué contenedor tienen que echar cada residuo, porque además del verde se simulan también el amarillo, el azul y el orgánico normal. Finalmente se muestra la gestión del reciclaje del vidrio, desde que lo recoge el camión y lo lleva a la planta de tratamiento de la que saldrán los nuevos flamantes envases listos para su reutilización.

Por la tarde la cita ha estado abierta a toda la ciudadanía, que ha recibido información precisa y han podido despejar cuantas dudas han planteado a ambos monitores ambientales. También ha habido una componente más infantil para los niños que han pasado ya fuera de su horario escolar, a los que han presentado unas tarjetas con las que diferenciar el vidrio del cristal para evitar que todos, independientemente de la edad, puedan caer en errores.

No obstante, como ha reconocido el responsable municipal de asuntos medioambientales, “nuestros vecinos están bastante concienciados y no solo en materia de vidrio, sino también de plásticos y cartonaje en lo que es el casco urbano, pero también hacen un gran uso de nuestro Punto Limpio que lleva abierto aproximadamente cuatro años, colaborando desplazándose hasta allí para depositar también escombros, muebles, electrodomésticos,… en fin, todo lo que allí se recoge que es casi la mayoría de residuos”.

Muestra de la gran concienciación que, en general, hay en Almodóvar del Campo en torno al reciclaje es que cada 15 días son vaciados los contenedores de vidrio y cada 25 días los de envases plásticos. Además, el Ayuntamiento también se sumó meses atrás a otra campaña del Consorcio RSU que incentivaba el reciclaje de papel y del cartón en toda la provincia.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad