PROVINCIA-VILLANUEVA DE LOS INFANTES

La novelista Consuelo Triviño acercará la visión que tienen de Cervantes en Hispanoamérica, ‘En un lugar de La Mancha’

La novelista colombiana Consuelo Triviño protagonizará la conferencia Cervantes desde América el próximo día 4 de noviembre, en la casa de la cultura Alhóndiga de Villanueva de los Infantes, en el marco de las jornadas turístico literarias, organizadas por la Diputación de Ciudad Real que se desarrollan hasta finales de mes en 11 localidades de la provincia. 

Consuelo Triviño feria (Copiar)
Consuelo Triviño

La novelista y doctora en Filología Románica tratará el impacto e influencia de Cervantes en el mundo hispanoamericano, y en concreto del Quijote como símbolo de la construcción de su identidad. Además, según adelanta, hará un recorrido por algunos de los ensayistas latinoamericanos más importantes que, de un modo u otro, se han servido de la figura del Quijote para reivindicar ciertos ideales y valores. 

Consuelo Triviño es también conocida por sus artículos y reseñas de libros en revistas de prestigio como: Nueva Estafeta Literaria, Cuadernos Hispanoamericanos y Quimera,  el suplemento cultural ABCD las Artes y de las Letras del diario ABC, el suplemento cultural del diario El País, Babelia, Hispamérica y ha publicado numerosos artículos de temas relacionados con la literatura hispanoamericana en revistas especializadas, en volúmenes colectivos y en actas de congresos. Asimismo, está vinculada al Instituto Cervantes desde el año 1997. Como narradora y ensayista, su obra narrativa ha sido valorada por la más exigente crítica literaria.

‘Comer y beber con Don Quijote y Sancho’. Tras la conferencia a cargo de Consuelo Triviño, el sumiller Custodio Zamarra, premio Nacional de Gastronomía, volverá a participar dentro de los ‘Encuentros con Cervantes’ con la conferencia ‘Comer y beber con Don Quijote y Sancho’, junto al sociólogo y escritor Lorenzo Díaz, autor de La cocina del Quijote.

Para Custodio Zamarra el estar haciendo estas jornadas en torno a Cervantes y El Quijote, según destaca, le permite de algún modo trasladarse “a una fábula maravillosa”, de la que asegura sentirse parte porque “me trae recuerdos de mi infancia, de mis abuelos, de mis padres cuando hablamos de toda esa gastronomía cervantina”, subrayando el “inmenso honor” que supone para él colaborar en estos encuentros; “soy un hombre muy afortunado”, concluye.