PROVINCIA

Olmedo analiza con el alcalde de Chillón proyectos relacionados con el colegio y la residencia de mayores

La delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Carmen Olmedo, se reunió con el alcalde de Chillón, Jerónimo Mansilla, para analizar las diferentes necesidades del municipio en materia educativa, cultural, sanitaria, servicios sociales e infraestructuras.

carmen_olmedo_con_alcalde_de_chillon (Copiar)
Carmen Olmedo con el alcalde de Chillón

Para empezar, el alcalde consideró prioritario acometer mejoras en el colegio público Nuestra Señora del Castillo, concretamente construir unos nuevos servicios, instalar un zócalo en la zona de pasillos y proyectar un salón de usos múltiples, pues Mansilla recordó que el centro posee 36 años de antigüedad y después de tanto tiempo ha llegado la hora de proceder a esta rehabilitación.

En cuanto al consultorio médico, el regidor trasladó a Olmedo dos actuaciones sencillas, como son la instalación de un cartel indicador en la fachada y un cerramiento con reja metálica en su parte frontal por cuestiones de seguridad.

La ampliación de la residencia de mayores, tanto en espacio como en plazas-actualmente posee 35 y el objetivo es llegar al menos hasta 50-, fue otra propuesta que trasladó a la delegada provincial de la Junta, con la opción de poder ampliar el servicio con un centro de día. Cabe indicar además que es preciso dotar las instalaciones de mobiliario.

Además, Mansilla y Olmedo departieron sobre la ampliación del polígono industrial a la vista de las necesidades de suelo para la instalación de nuevas empresas en  la localidad, pues únicamente le quedan tres parcelas libres.

En esta misma área de infraestructuras, y al objeto de garantizar la seguridad, el alcalde solicitó el arreglo de la carretera CM-4200 mediante el asfaltado y pintado de las marcas viales, un proyecto que estaba listo y que ha permanecido paralizado durante toda la legislatura anterior.

Y en el apartado, cultural, turístico y patrimonial, el alcalde de Chillón presentó a Olmedo varias ideas para acometer, como son el ensanche del camino a la ermita de la Virgen del Castillo para facilitar el acceso a este rincón que pasa por ser el segundo recurso turístico más visitado de la comarca de Almadén; las restauraciones de la Torre del Homenaje y del artesonado de la iglesia catalogado como una joya del arte mudéjar, y la rehabilitación del conocido como Puente de Hierro, sin olvidar la opción de trabajar por la declaración de ‘La Vaquilla’ como fiesta de interés turístico regional y la conveniencia de informatizar la biblioteca municipal.