PROVINCIA-MANZANARES

El Parque del Polígono pasará a llamarse Parque de Julián Gómez-Cambronero

Homenaje a Julian Gomez Cambronero 4-5-2019
Homenaje a Julian Gomez Cambronero 4-5-2019

El Ayuntamiento de Manzanares ha rendido homenaje al científico Julián Gómez-Cambronero, que fallecía el pasado mes de noviembre a los 59 años de edad en Ohio (Estados Unidos), donde ejercía como catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Wright State University. Representantes de todos los grupos políticos de la Corporación han querido acompañar a Teresa, su esposa, y Julia y David, sus hijos, en un sencillo pero sentido homenaje que la ciudad le ha dedicado.

Gómez-Cambronero, hijo predilecto de la ciudad, investigador y catedrático reconocido internacionalmente por su labor científica, era apasionado de la Astronomía, e ideó y diseñó el Paseo del Sistema Solar. Allí, junto al monumento al Sol en el que se inicia el paseo, hay instalada una escultura que simboliza el homenaje y el agradecimiento de su pueblo, diseñada por Juan Sánchez de la Blanca.

Aprovechando que la familia se encontraba en España durante estos días, también se ha recorrido el Paseo del Sistema Solar junto a decenas de amigos de la familia, manzanareños y manzanareñas. El alcalde de Manzanares, que lamentaba que “la muerte levantó temprano el vuelo” con Julián, ha anunciado que el Parque del Polígono pasará a llamarse Parque de Julián Gómez-Cambronero, tras la previsible aprobación de la Corporación y el pleno en su próxima sesión, y con el consentimiento y deseo de la familia.

Otro de los deseos manifestados por el primer edil es desarrollar el Museo de la Ciencia que el propio científico “dejó sobre la mesa”, un ambicioso proyecto que requiere de “estar a la altura de lo que se pretende, con los recursos necesarios y estudiando correctamente su implantación, por lo que a lo que se compromete esta Corporación en su conjunto es a estudiar tan singular proyecto”.

El regidor municipal concluía subrayando que “hoy no vale la frase de que nadie es profeta en su tierra”, y recordando sus grandes reconocimientos y logros, “la familia Gómez-Cambronero merece todo, y este pueblo estará siempre agradecido”.

Julia y David Gómez-Cambronero han dedicado palabras de agradecimiento a la Corporación actual y anterior, y a la sociedad manzanareña por las innumerables muestras de cariño dedicadas tras su muerte, como el gesto del colegio Divina Pastora, que se disfrazó de Sistema Solar en Carnaval, o la implicación de la gente joven para limpiar el parque.

Reconocido como Sembrador, por sus avances científicos por la Cadena Ser, como Hijo Predilecto o Pregonero de las fiestas de Nuestro Padre Jesús del Perdón, el ilustre científico soñó desde niño con ser investigador y viajar a Estados Unidos, según sus hijos. Allí pudo realizarse sin olvidar sus orígenes “es el padre que nunca nos dejó olvidarnos de nuestras raíces manchegas, nos transmitió su amor por esta tierra, La Mancha, la tierra de Don Quijote”. Emocionados, ambos han narrado sus vivencias en la feria, comprando pasteles en Manzanares, visitando las Lagunas de Ruidera, o las noches en el campo contemplando la vía láctea. Del mismo modo, han recordado que “fue feliz” cuando sus amigos americanos visitaron Manzanares para la boda de su hijo.

“Ahora miramos al futuro, esperando seguir siendo las personas con las que nuestro padre se sentiría orgulloso”, han señalado, “queremos alcanzar todas las metas que soñó para nosotros, y que el Museo de la Ciencia llegara a hacerse realidad. Fue el último proyecto para el que trabajó con tanta ilusión”.

Sus hijos han finalizado sus palabras citando las que Gómez-Cambronero escribió en 2011 para el periódico ABC, y su artículo ‘Un paseo con Julia por el Sol’, ya que su hija fue la inspiración para recrear el Sistema Solar en Manzanares.

La escultura

La figura representa a cualquier persona que como Gómez-Cambronero ha dedicado su vida a la investigación, según su autor, “es una figura intemporal, que no pertenece a ninguna época ni tiene cara”. El personaje abre “las puertas del saber, del conocimiento y el más allá”, en las que hay grabadas la figura de una neurona, para representar la ciencia, y una cepa, “por su amor por Manzanares y sus raíces”. Con esta obra, Juan Sánchez de la Blanca ha querido interpretar la psicología del doctor y sintetizar su pasión por la ciencia y su ciudad.

Instalada junto al monumento al Sol, bajo la escultura se puede leer “El pueblo de Manzanares a su hijo predilecto, Julián Gómez-Cambronero Pacheco, por su gran aportación a la investigación en la lucha contra el cáncer y su generosidad con esta ciudad. Mayo 2019”