PROVINCIA-MANZANARES

Un plan de inundaciones determinará medidas correctoras para paliar los efectos de las lluvias

El Ayuntamiento de Manzanares ha licitado un plan de inundaciones que servirá de hoja de ruta para determinar futuras actuaciones que eviten las inundaciones en el municipio en caso de grandes tormentas o el desembalse de Vallehermoso. El ingeniero de caminos Héctor Zarzosa será el encargado de redactar este proyecto, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid. La concejala de Obras, Isabel Díaz-Benito, se reunía con él para una primera toma de contacto en la que facilitar los primeros datos, visitar el río Azuer, las zonas inundables, y trasladarle la problemática de la localidad.

El plan de inundaciones es un proyecto que analizará en profundidad qué zonas y por qué se inundan, y qué medidas se deben adoptar: “nos presentará cuál es la situación actual, el régimen de caudal del río Azuer y del Pantano de Vallehermoso y cómo afecta a la población, hasta donde llegan las posibles inundaciones y qué medidas podemos adoptar para evitar o paliar los efectos”.

Díaz-Benito enfatizaba que “nuestro objetivo es solucionar este problema”, recordando que en épocas de lluvias ha habido inundaciones importantes; por ello, prestarán especial atención a la zona del camino de Membrilla, la vega del Azuer o los nuevos sectores urbanizados del perímetro de Manzanares colindantes a la cuenca del Azuer.

Las medidas correctoras se irán adoptando “progresivamente”, en función de la complejidad de las mismas, “iremos analizándolas, desgranándolas y presupuestándolas en varias fases porque algunas serán de una envergadura considerable”, apunta la edil manzanareña. El plan de inundaciones se ha licitado con un coste de 15.000 euros. Sobre las medidas a adoptar posteriormente aún no se conocen datos económicos al respecto.

Cabe recordar que el régimen de uso del pantano lo marca la Confederación Hidrográfica del Guadiana, que también es la responsable íntegra del cauce del río, motivo por el que entre las pocas medidas que el Ayuntamiento puede adoptar en la actualidad al respecto se encuentra “exigirles que tengan el cauce lo más limpio posible”. De manera paralela, también existe un convenio con un ganadero por el que se mantiene “de forma ecológica el CAZ, para tener esa parte del cauce lo más limpio posible”.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad