PROVINCIA-LA SOLANA

El Pleno no alcanza un acuerdo sobre la Policía Local

Policía Local La Solana
Policía Local La Solana

La Corporación Municipal volvió a debatir ampliamente, pero sin éxito, la problemática de la Policía Local por la falta de personal que conlleva el cierre intermitentemente de la jefatura de La Solana. La sesión ordinaria correspondiente al mes de octubre monopolizó este tema a través de una moción presentada por Izquierda Unida, pero finalmente no se encontró solución a esta cuestión enquistada.

El portavoz de IU, Bernardo Peinado, explicó el sentido de la moción para tomar medidas con el fin de mantener el servicio de la Policía Local y evitar los cierres constantes de la jefatura. Planteó estudiar con detenimiento las cuentas municipales y asumir responsabilidades para solucionar este problema que se viene arrastrando desde el año pasado, argumentando que es un servicio que no puede cerrar nunca. Izquierda Unida se quejó de que no se hayan planteado alternativas a dichos cierres y que económicamente es viable. El concejal señaló que harían falta unos 6.000 euros para sufragar las horas extras de los policías y poder así cubrir los huecos en blanco. Dijo también que el ayuntamiento gastó 14.000 euros en un concierto celebrado en septiembre, además de otros gastos superfluos, recalcando que ahora se solicita una cuantía para un servicio básico y que hay que priorizar.  

El Partido Popular se pronunció de forma parecida. El concejal Antonio Valiente dijo que se estaba debatiendo un problema congénito al Ayuntamiento de La Solana con un tira y aflora con la Policía Local. Dijo que los agentes solaneros son los peor pagados de la región y siempre hay carencias de personal. Indicó que es irrisorio no disponer del servicio de policía por 6.000 euros, mientras el equipo de gobierno se gasta 14.000 euros en un Facebook para su promoción y donde la oposición no tiene cabida alguna.

El alcalde dijo que el problema no es económico, sino de legalidad. Explicó que la legislación estatal nos tiene atados porque ya no se puede incrementar más la partida destinada a horas extras. Así se lo ha hecho saber el Interventor municipal y es un criterio que apoya el gobierno sin fisuras. En todo caso, el primer edil se comprometió a pedir una segunda opinión con un informe contrastado a la Diputación Provincial, por si hubiera alguna posibilidad, aunque teme que sea poco menos que imposible legalmente. Díaz-Cacho dijo que la oposición no conoce el presupuesto y no gobierna, añadiendo que hay que buscar soluciones dentro de la legalidad.

Tras un intenso debate de una hora de duración, la moción no fue aprobada. La oposición sumó ocho ediles (faltó la concejala popular Juana Mari Montoya), empatando con los ocho concejales del equipo de gobierno, por lo que decidió el voto de calidad del alcalde.

Los policías se quedaron con la palabra en la boca

Un pequeño grupo de policías locales que se encontraba en la sala de plenos quiso participar dentro del turno de palabra del público, pero el alcalde levantó la sesión antes de que ellos pudieran pronunciarse. El primer edil dijo que no podía dar la palabra a los funcionarios porque ellos tienen la oportunidad de hablar directamente con él cuando quisieran. Los agentes no entendieron la postura del alcalde y le recriminaron que lleve cinco meses sin atenderles, recalcando que además de funcionarios son también ciudadanos de La Solana. Algunos policías tildaron la postura del alcalde de poca vergüenza y una actitud más propia de las dictaduras.

Por lo demás, la corporación acordó actualizar los precios del servicio de agua conforme al IPC Interanual de agosto, como viene siendo habitual cada año según está estipulado. Todos los concejales estuvieron de acuerdo, por lo que el recibo subirá un 2,2% a partir del próximo año.

En el apartado de ruegos y preguntas, Izquierda Unida pidió derogar el contrato con la empresa que gestiona las redes sociales del ayuntamiento. La concejala María Pérez dijo que es una página de propaganda para el Partido Socialista que cuesta 1.500 euros al mes y que pagan todos los solaneros. También pidió una llave del Ayuntamiento y pregunto por qué no se hace nada en el Centro de Salud viejo, ya que se estudió llevar allí un centro de juventud e infancia. El alcalde respondió que no anulará el contrato con las redes sociales y que tampoco se hará nada en el Centro de Salud, de momento, por falta de presupuesto.

También preguntaron, entre otras cosas, por qué no se amplía Infantilandia, algo que se estudiará en comisión correspondiente. Otra cuestión fue relacionada con la contratación de personal en alguna dependencia municipal sin haber pasado los procesos selectivos, una circunstancia que se aclarará, según el alcalde.

El Partido Popular se quejó de las deficiencias en las pinturas viales en muchas zonas de la localidad, comprometiéndose el alcalde a encontrar solución. También se interesaron por los contratos con las empresas de limpieza, argumentando que van a la baja en detrimento con la calidad y preguntaron por qué no hay más stand de empresas locales en la Feria Regional del Queso Manchego.

La sesión tuvo una duración de una hora y media aproximadamente y comenzó, como es costumbre, guardando un minuto de silencio por las víctimas de violencia de género.