PROVINCIA-LA SOLANA

Público de todas las edades de La Solana se comió el bocadillo en la campaña de Manos Unidas

Día del Bocadillo-1 (Copiar)

Cientos de solaneros secundaron el popular Día del Bocadillo dentro de la Campaña Contra el Hambre de Manos Unidas que este año tiene como lema ‘Comparte lo que importa’. Todo lo recaudado, más las colectas de las parroquias, servirá para erradicar el hambre y reducir la pobreza en varias zonas deprimidas de Guatemala.

Gentes de todas las edades protagonizaron una estampa muy habitual cada año coincidiendo con el Día del Ayuno Voluntario, generalmente llamado Día del Bocadillo. Desde los más pequeños de las casas, gracias a la colaboración de los colegios, hasta los más longevos de las familias, contribuyen en esta cita casi obligada que permite ayudar a los más necesitados en el mundo.

Desde primera hora de la mañana, decenas de voluntarios se afanaron para preparar todos los bocadillos. Unos en la Casa de la Iglesia y otros en la iglesia de Santa María elaboraron los bocatas en la parte final del eslabón que supone esta actividad. Previamente, hay que vender las papeletas y pedir la colaboración de panaderías y establecimientos de alimentación. La respuesta siempre es más que satisfactoria, según recalcaba la voluntaria Candi Serrano de la Cruz a la emisora municipal Radio Horizonte. Colaboran voluntarios, catequistas y particulares en general, además de las empresas solaneras.

Cada uno da lo que puede, según indicó. Unos regalan los panes y los embutidos, otros los dispensan a precios de coste, pero la colaboración ciudadana es total, señaló. También es importante la contribución de los ampas de los colegios de la localidad, haciéndoles llegar los bocadillos a los niños en sus propios centros escolares.

Todo lo recaudado en el Día del Bocadillo más las colectas de las parroquias solaneras, se unirá a lo que recojan las localidades de Argamasilla de Alba, Socuéllamos, Ruidera, Pozo de la Serna, San Carlos del Valle y Tomelloso, que son los municipios incluidos en el Arciprestazgo Mancha Este, según explicó el párroco Benjamín Rey. El sacerdote señaló que cada año se sufraga un proyecto distinto en colaboración con el Arciprestazgo Mancha Norte. El año pasado se costeó un proyecto de casi 90.000 euros en la India, y La Solana aportó más de once mil euros, 6.500 correspondientes al Día del Bocadillo, dijo el sacerdote.

El objetivo de este año es financiar un proyecto cifrado en 92.000 euros para mejorar la calidad de vida de gente sin recursos en Guatemala, contribuyendo a erradicar el hambre, facilitando el acceso al agua potable y promocionando a los agricultores de una zona muy deprimida y atacada por la sequía, argumentó el párroco.

Rey recalcó que Manos Unidas es una institución católica totalmente honrada y en la que todos los recursos llegan a su destino para financiar cada proyecto, agradeciendo la colaboración de todas las personas en cada campaña.