PROVINCIA

Rodríguez quiere saber "qué oculta Pilar Zamora para negar sistemáticamente al PP cualquier información referida a EMUSVI"

El portavoz del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Ciudad Real, Miguel Ángel Rodríguez, quiere saber "qué oculta Pilar Zamora para negar sistemáticamente al PP cualquier tipo de información solicitada por los mecanismos legales en relación a  EMUSVI".

Miguel Ángel Rodríguez

En rueda de prensa, ha indicado que no puede permanecer callado “ante el atropello que está sufriendo el principal partido de la oposición que representa a los casi 13.500 ciudadanos que nos confiaron su voto". Considera Rodríguez que el PSOE de Zamora y sus socios de Ganemos “están incumpliendo, no solo sus promesas de transparencia y participación, sino la legalidad”.

Rodríguez ha asegurado que se enteran de las noticias sobre EMUSVI a través de la prensa y que también le consta el malestar de los funcionarios miembros del Consejo de Administración de la empresa "porque hace varias semanas que no se reúne dicho consejo y también se enteran por los medios de comunicación de las decisiones de Jorge Fernández".

Está convencido el portavoz popular de que la reactivación de la empresa pública “no se hizo siguiendo los procedimientos legalmente establecidos” y de que por eso Pilar Zamora impide que el Interventor emita el informe que solicitó el Grupo Popular al amparo del artículo 54 del Texto Refundido en materia de Régimen Local. Considera que "Zamora está vulnerando la ley de manera flagrante y que está dando un mal ejemplo como abogada al no remitir al Interventor la solicitud que el Grupo Popular ha presentado por escrito hasta tres veces, la última el pasado 12 de febrero, ya que no contestaron ni al primer escrito de 30 de octubre, ni al segundo del 2 de diciembre".

Miguel Ángel Rodríguez ha indicado que, en el último escrito, solicitaron que no se tramite ningún tipo de actuación para hacer posible la gestión de servicios por parte de la empresa pública recién creada, hasta que el Grupo Popular no cuente con los informes pertinentes. Y es que, según ha sabido el Grupo Popular por la prensa, el equipo de Gobierno del PSOE y Ganemos están realizando actuaciones en base a unos informes y un estudio de costes que desconocen.

Hace dos plenos, el Grupo Popular presentó una moción en la que solicitaba información para poder ejercer su labor, y no solo no la aprobaron, sino que “en el colmo de la desfachatez”, el presidente de la EMUSVI y concejal de Ganemos dijo públicamente que "para pedir información no hacía falta una moción, sino que se la podían pedir hasta en el pasillo”.

Considera Rodríguez que se trata de “una falta de respeto intolerable” hacia lo que representa en Grupo Popular, por lo que van a presentar una moción en el próximo pleno para reiterar la solicitud de información y, en caso de que no la faciliten, pedirán la creación de una Comisión de Investigación para que Pilar Zamora y Jorge Fernández “expliquen el por qué de su actitud obstruccionista y ocultista”.

Además, ha anunciado que ampliarán la denuncia que interpuso el Grupo Popular en el Juzgado por considerar que la convocatoria de la primera asamblea de la EMUSVI no se ajustaba a la legalidad y adjuntarán todos los escritos que se han ido remitiendo a la alcaldesa solicitando información y que ésta ha negado sistemáticamente.

Según ha recordado Rodríguez, "el Grupo Municipal Popular lleva mucho tiempo denunciando que este equipo de Gobierno nombra la participación, pero no la practica” y ha puesto como ejemplo la aprobación de los presupuestos municipales, "los primeros presupuestos participativos, según se han cansado de decir desde el equipo de Gobierno". Sin embargo, Rodríguez no sabe a qué se refieren con tales afirmaciones “porque los vecinos no están tomando ninguna decisión en relación a la ejecución de los mismos”. Además, quiere saber qué instrumentos de participación han diseñado y sobre qué partidas, ya que está convencido de que “están mintiendo a la sociedad”.

En su opinión, el Ayuntamiento de Ciudad Real padece un “grave déficit democrático” porque intenta “silenciar” a la oposición.