PROVINCIA

Santiago Romero de Ávila: "Nos equivocamos al apostar por la cantidad

La vendimia 2014 está a la vuelta de la esquina y son muchas las bodegas que han ampliado su capacidad ante el problema de almacenaje surgido el año pasado. Santiago Romero de Ávila, propietario de la bodega solanera Romero de Ávila Salcedo, ha concedido una entrevista a Radio Horizonte para comentarnos sus impresiones y otros datos más de la próxima campaña vitivinícola. 

Santiago R-Ávila Salcedo- (Copiar)

El bodeguero ha confirmado que se adelantará alrededor de diez días respecto al año pasado, de modo que algunas variedades comenzarán a recogerse en los próximos días y la blanca airén generalizará la campaña a principios de septiembre.

Asimismo, ha indicado que la cantidad de uva dependerá del clima. “Estamos en fechas cruciales para que la campaña aumente”, aunque asegura que la de éste año será algo más pequeña que la pasada. Cree, por lo que ha podido comprobar en algunas parcelas, y  por lo vivido el año pasado, que en Castilla-La Mancha se cosecharán alrededor de 25 millones de hectolitros.

Respecto al acuerdo firmado por el Ministerio de Agricultura, los sindicatos de ASAJA y COAG, algunas cooperativas y la Federación Española de Vinos, que obliga a las bodegas a vender el excedente a las destilerías para vino de alcohol industrial, considera que “una destilación no sería la solución”. Según las palabras del bodeguero “en Castilla-La Mancha nos hemos equivocado al apostar por la cantidad”. Cree que existe un desequilibrio en el mercado que ha ocasionado todos los problemas actuales, “o producimos menos o vendemos más”.

Es por ello que, para paliar éste problema de excedencia, muchas bodegas han ampliado su capacidad. Aún así, piensa que para ésta campaña podrían existir de nuevo problemas de almacenaje, aunque asegura que “la gente está más prevenida”.

En cuanto a quien debe regular el sector, considera que una interprofesional es lo más adecuado. Sin embargo, asegura que la formada recientemente se ha hecho fatal porque no se ha contado con todos los agentes participantes  del sector. “No se ha tenido en cuenta a los consejos reguladores, ni tampoco a la asociación de vinos de Castilla-La Mancha”.

Finalmente, Santiago Romero de Ávila se ha mostrado realista de cara a la próxima campaña, “hay que afrontarla con optimismo pero con mucha precaución porque puede haber problemas”. Y en caso de que los hubiera en algunas bodegas, ha confirmado que se ayudarían entre todas.