PROVINCIA-LA SOLANA

La Solana recibe a su patrona en loor de multitudes

Virgen venida
Virgen venida

A la una en punto, como es preceptivo, llegaba la imagen de la virgen de Peñarroya y el ‘Chatillo’ a su altar situado junto a la plaza de toros de La Solana. Tras una intensa romería en el castillo de su nombre, la patrona volvía a la localidad seguida por centenares de romeros, mientras otros miles de personas aguardaban el paso de la Madre en su recorrido hasta la ermita de El Humilladero.

Todo el pueblo se echó literalmente a la calle en una jornada de júbilo generalizado que marca las fiestas patronales más destacadas del año. Los componentes de la junta directiva de la Cofradía de la Virgen de Peñarroya, perfectamente uniformados, bajaron el cochecillo de la patrona hasta el altar. El protocolo marca que debe ser la mayordoma y el alcalde quienes abran dicho habitáculo, momento que tiene lugar a los acordes del Himno de La Solana interpretado por la Banda Municipal de Música. Tras la ceremonia, el primer edil Luis Díaz-Cacho entonó los primeros ‘vivas’ a la virgen y al ‘chatillo’, y acto seguido el ‘Himno de la Virgen de Peñarroya’ que fue cantado por las numerosas personas que rodeaban el altar. Al término de las últimas notas, la capitana de este año, Elena Padilla Montoya, también voceó los correspondientes ‘vivas’ que fueron respondidos por la multitud.

Posteriormente comenzó el desfile en pasacalles hasta la ermita de El Humilladero. La patrona lució un vestido en tono crudo con motivos florales de colores adornado con toca y sombrero, al igual que su hijo. Durante el recorrido, los directivos acercaron la imagen a enfermos o impedidos que pudieron besar su medalla, en un traslado que se fue dilatando ante las insistentes paradas.

La Banda Municipal de Música, dirigida por Ángel Sancho, interpretó diversas marchas durante el trayecto y precedió a la imagen al igual que las autoridades locales. Concejales socialistas, populares y de la formación Ciudadanos completaron el cortejo junto al clero. También acudió Manoli González como nueva Delegada Provincial de Bienestar Social. Detrás de la patrona, un sinfín de vehículos, principalmente tractores con remolque, acompañaron hasta la ermita en un ambiente muy festivo y desenfadado. Tampoco olvidamos la presencia en el cortejo de algunos componentes de la Peña Caballista montando sus equinos.

Satisfacción generalizada de la junta directiva y de la capitana

Finalizado el traslado, la presidenta la cofradía de la Virgen de Peñarroya, Rosa Sánchez, valoró satisfactoriamente el resultado de la romería y la vuelta de la patrona a La Solana. Declaró a la prensa local que la llegada a la localidad es impresionante porque todo el mundo sale a recibir a la madre, destacando también el gran número de almas que acogió el castillo durante todo el fin de semana y la ausencia de cualquier tipo de vicisitud.

Habló de igual forma del cariño con el que los jóvenes acogen a la patrona durante la romería, preparando incluso improvisados altares y entonando el correspondiente himno. Una circunstancia que no pasó desapercibida para la capitana, según reconoció, recalcando los gestos de sencillez de los romeros. Mención aparte para la actuación musical tras la eucaristía a cargo de la agrupación ‘Brotes de Olivo’. La presidenta dijo que había gustado esta novedad y que es posible que tenga continuidad en próximas ediciones.

Por otro lado, recordó las actividades más destacadas dentro de la Semana de Exaltación, desde la Caravana Blanca del lunes hasta el Ofrecimiento del domingo. Se detuvo especialmente en el traslado del martes, donde la imagen visitará las ermitas de El Calvario y Santa Quiteria además de la residencia de ancianos Nuestra Señora de Peñarroya y el convento de las Monjas Dominicas. Al respecto, agradeció la colaboración de las cofradías de la Virgen de las Angustias y también la del Santo Sepulcro y Soledad de la Virgen.

Finalmente, Sánchez dijo que ahora hay que aprovechar para estar con la madre, animando a fieles y público en general a que visiten la parroquia de Santa Catalina para estar con la patrona.

La capitana de este año, Elena Padilla Montoya, destacó el ambiente de la romería y el momento de convivencia junto a su familia y la cofradía de la virgen. Dijo estar orgullosa de sus raíces y de ser cristiana, agradeciendo la labor que se desarrolla para mantener esta tradición.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad