PROVINCIA

Sí a la Tierra Viva denuncia la manipulación partidista de la lucha social contra la minería de tierras raras

La Plataforma considera lamentable "la utilización interesada de una institución que debería ser de referencia como el Museo de Quijote, en Ciudad Real, para la celebración de un acto organizado por diez supuestos "Frentes Locales Antimina", entes sin existencia legal reconocida (ni existencia real en la práctica) pero dependientes de un sector minoritario del espectro político que aspira a utilizar el conflicto y la sensibilidad de las poblaciones afectadas tanto en el Campo de Montiel como en otras comarcas como ariete político contra el Gobierno Regional".

En nota de prensa aseguran que "resulta difícil comprender como el director de los Museos, Archivo y Patrimonio municipales de Ciudad Real, Francisco Javier López, puede haber autorizado a instancias del concejal Jorge Fernández la cesión de un espacio público a diez supuestos entes carentes de estatutos ni listado de socios, razón por la que Sí a la Tierra Viva, entidad legalmente reconocida y que defiende los intereses de más de 600 personas a nivel provincial, ha presentado la correspondiente queja ante las autoridades locales".

La Plataforma "ni defiende ni ha defendido en ningún momento la actuación del Ejecutivo regional, sino que desde el primer momento ha mostrado su disconformidad por la laxitud mostrada por las autoridades con los planes de la mercantil Quantum Minería, pero en ningún caso puede tolerar que la población del Campo de Montiel y otras comarcas ciudad realeñas sea utilizada como punta de lanza en una guerra partidista contra el PSOE cuyo fin último no es en realidad el de paralizar los proyectos mineros sino perpetuar el ruído mediático con fines electoralistas".

De hecho -añaden, "utilizar la lucha social contra la minería de tierras raras con fines partidarios no tiene justificación posible porque es jugar con la vida de la gente y la honda preocupación que los proyectos de Quantum Minería han desatado en la población de las comarcas afectadas".

Por otra parte, explican que "como ha venido denunciando la Plataforma de manera reiterada, alguno de los diez autodenominados "Frentes Locales Antimina" se componen únicamente de una única persona que dice representar por sí misma a toda una población, lo que sirve para entender qué es lo que hay detrás de todo esto y resulta totalmente inaceptable desde cualquier punto de vista".

La Plataforma Sí a la Tierra Viva considera que la situación descrita, "que sólo puede entenderse con un intento de fagocitación del movimiento social por parte de sectores minoritarios con intereses espurios, únicamente termina beneficiando a la empresa promotora de los proyectos mineros".

La asociación recuerda, una vez más, "que seguirá vigilante, sin bajar la guardia, manteniendo una postura firme en defensa de las personas y el medio ambiente afectados por estos proyectos extractivos, huyendo del ruído mediático y dedicándose a cumplir objetivos para acompañar este tema hasta el final, en un momento en el que la sociedad civil pueda celebrar como propia esta lucha de la gente sencilla contra la injusticia".

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad