PROVINCIA-MANZANARES

Unanimidad en la adjudicación de la depuradora de Manzanares

Julián Nieva agradece el apoyo de toda la corporación en un asunto que beneficiará a los vecinos.

IMG_3558

En una breve sesión extraordinaria de pleno municipal celebrada en la tarde del viernes, todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Manzanares votaron a favor la propuesta de adjudicación a Acciona Agua, S.A.U. del contrato de gestión del servicio público de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Manzanares y Membrilla. Acaban así cuatro años de prórrogas contractuales del servicio debido a discrepancias entre ambos municipios y que finalmente resolvieron los tribunales. El alcalde, Julián Nieva, agradeció el apoyo y dijo que ahora toca vigilar que se cumplan las mejoras contempladas en el contrato.

Al finalizar la sesión, el alcalde resaltó esa unanimidad en un asunto “de tanto interés para los ciudadanos de Manzanares y también para los de Membrilla”. Dijo que este conflicto se debió a la “falta de rigor y de criterio” del Ayuntamiento de Membrilla. El municipio vecino propuso adjudicar la gestión de la depuradora a una empresa distinta a la que acordó la mesa de contratación.

Después de que los tribunales dieran la razón al Ayuntamiento de Manzanares, y una vez que Acciona Agua, S.A.U. presentó toda la documentación y garantías requeridas, el Ayuntamiento de Manzanares sometió este viernes a aprobación del pleno la propuesta de adjudicación del contrato de gestión del servicio público de la EDAR, según los términos y mejoras técnicas previstas en la oferta económica que se presentó en su día, con un precio fijo de 672,87 euros/día y precio variable de 37,63 euros/1.000 metros cúbicos tratados (IVA no incluido en ambos casos).

La portavoz del equipo de gobierno, Beatriz Labián, manifestó en el pleno que ya había sido suficiente “con cuatro años perdidos, con un servicio prorrogado y prestado en malas condiciones, con un coste superior al que debiera y sin poder hacer las mejoras previstas”. Por ello afirmó que la defensa de los intereses de los ciudadanos “no podía esperar más”.

“Queremos ser todo lo responsables, ágiles y solventes que otros no fueron en la gestión de este asunto”, añadió Labián en alusión al Ayuntamiento de Membrilla, al que acusó de adoptar una posición “que la propia sentencia califica de absurda” ya que se saltó el acuerdo de la mesa de contratación al adjudicar el servicio a una empresa diferente a la propuesta en la mesa de contratación.

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular, Manuel Martín-Gaitero, dijo alegrarse por este acuerdo “aunque sea con dos años de retraso”. Dijo que de esta forma se podrá prestar un mejor servicio y con precios más baratos en el recibo. Los portavoces de ACM, UPyD e IU expresaron su postura favorable.

El acuerdo se adoptó por unanimidad de los 14 corporativos presentes ya que justificaron su ausencia las concejalas Isabel Díaz-Benito (PSOE), María José Aranda (PP) y Carmen Beatriz Alcolea (PP).