PROVINCIA-MANZANARES

Unanimidad en la ampliación de la operación de tesorería del Ayuntamiento de Manzanares

Como es habitual cada año debido a las tensiones de tesorería del Ayuntamiento de Manzanares, que se producen históricamente por el hecho de que el cobro de los principales tributos municipales se realiza en el último cuatrimestre del año, la corporación municipal ha decidido aprobar por unanimidad en la última sesión plenaria una operación de tesorería a corto plazo concertado con Globalcaja.

La portavoz del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Manzanares, Beatriz Labián, indicaba que este año además se han agravado “porque sigue pendiente de cobrarse la subvención proveniente de las grandes obras llevadas a cabo por el anterior gobierno” y aunque finalizaron y se pagaron en tiempo y forma, exactamente en diciembre de 2015, “aún se nos adeuda un importe de 1.400.000 euros”.

Esta póliza tenía como finalidad solucionar las tensiones de tesorería que se producen habitualmente por el diferente calendario de pagos y cobros de la Tesorería Municipal, concretamente el desfase temporal entre pagos e ingresos derivados de los recibos anuales del IBIUrbana y de Padrón General (Tasa de Basuras, etc.). En este año las tensiones se han agravado porque sigue pendiente de cobrarse la subvención concedida para la ejecución de las obras la nueva conducción del caz del Azuer. Por este motivo se constata la necesidad de ampliar el límite de la póliza de crédito que se había concertado a principios de año en 2.220.000 euros, “cuando solicitamos ofertas para la concertación de esta operación de crédito, ya advertíamos a las entidades invitadas a participar de la posibilidad que el límite de la póliza se ampliase en el futuro”,explicaba Labián.

En este sentido la portavoz informaba que dicha operación ha sido aprobada por la entidad con la que se tenía abierta esta póliza de crédito, en este caso Globalcaja, y con las mismas condiciones económicas que disponía el crédito inicial, es decir, permanecerán sin variación las cláusulas del contrato, no habrá comisiones de apertura, ni estudio y el interés acordado permanece fijo. Además tal y como recoge el informe de intervención, una vez finalice el período de cobro, en el mes de noviembre “y cuando consigamos que sea percibida la subvención de 1.400.000 euros”, no existirá obstáculo alguno para reponer el importe dispuesto de la póliza de crédito.

En cuanto al coste financiero de la operación, como no se trata de un préstamo, dependerá siempre de la utilización del límite del crédito durante todo el periodo concertado, por tanto no se pagará nada por la cantidad que no sea utilizada. Beatriz Labián explicaba que se hace necesaria la ampliación de esta póliza de crédito, para prever necesidades puntuales, aliviar tensiones de tesorería, poder seguir pagando puntualmente las nóminas, y seguir pagando a proveedores a 60 días como se viene haciendo hasta ahora.

Los portavoces de los diferentes grupos políticos se mostraron a favor de esta ampliación, argumentando por parte de Miguel Ramírez de IU, que la tensión de tesorería viene motivada principalmente por la demora en el cobro de la obra del Caz, que junto a la situación habitual de la periodicidad de los ingresos del Ayuntamiento “obliga a recurrir a este tipo de pólizas para evitar las tensiones de tesorería y hacer frente a todos los pagos del Ayuntamiento”. En casi los mismos términos se expresaba el portavoz de UPyD Jerónimo Romero-Nieva, que indicaba que estas situaciones “aunque duelan, hay que afrontarlas así”, la póliza se planteó en unos términos que no son lesivos “y por tanto hay que seguir adelante y estaremos a favor”.

Antonia Real, portavoz de ACM, aún estando a favor recriminaba la premura de este asunto urgente y que se podía haber debatido en Comisión, interesándose además por la situación, pagos y plazos de la subvención del Caz. En este caso el alcalde Julián Nieva quiso aclararle a la portavoz que la ampliación tenía que venir avalada por la entidad, redactar el documento y presentarlo, y esto ha sido justo en el mismo día del pleno, de ahí que se presentara por el extremo de Asuntos Urgentes. El portavoz del PP, Manuel Martín-Gaitero decía que estas tensiones de tesorería era algo habitual de la hacienda pública, y las condiciones en este caso concreto eran buenas. El grupo popular que votaba a favor en este punto, en voz de su portavoz hacía la reflexión argumentando que con bajada de impuestos también se contribuye, aunque sea mínimamente, a crear las tensiones de tesorería.

Ante todo esto, Beatriz Labián aclaraba a Martín-Gaitero que por ejemplo el PP en su legislatura de mandato subía tasas e impuestos, tenían las mismas tensiones de tesorería y realizaban el mismo tipo de operaciones. En respuesta a cuando falta por cobrar de la subvención, recordaba que es 1,4 millones de euros. En este contexto el primer edil apuntaba que se ha llevado una operación amplia “pero que en ningún caso vamos a tener que utilizarla”, simplemente y según informaba Nieva, el disponible que no se ejecute no tiene coste ninguno, y lo que sí se ejecute “viene en unas condiciones muy favorables”. En cuanto a la subvención reconocía que estaba tardando más de lo esperado, “y se está trabajando para que el dinero llegue en el menor tiempo posible”, añadía Nieva.