PROVINCIA-LA SOLANA

Víctor Muñoz: 'Lo más difícil es acercar posturas cuando hay interés económico por la herencia'

La problemática en la partición de las herencias es un tema complejo y espinoso. La Asociación de Mujeres dedicó el café-coloquio de esta semana a este asunto y para ello llamó a Víctor Muñoz, un joven abogado solanero, que explicó de la manera más llana posible qué supuestos se pueden dar, todos importantes, y que a menudo son fuente de problemas jurídicos y de desavenencias familiares.

Entre esos supuestos más habituales se encuentran aquellos matrimonios que fallecen con hijos y cómo repartir el caudal hereditario entre ellos. Hay que conocer qué porcentaje tiene cada heredero, en este caso forzoso, y sobre todo si existe testamento previo. En caso negativo, conviene saber cómo hay que hacer la declaración de herederos, la partición de la herencia y cómo tributan esos bienes ante la Hacienda pública.

Según el letrado, es muy importante redactar testamento, a fin de evitar costes innecesarios y problemas añadidos a su ausencia. Un caso extremo, aunque no infrecuente, es el de un fallecido sin testamento y sin hijos. “Es un tema muy complicado porque hay que buscar certificados de todo tipo, publicar edictos y requiere una burocracia muy compleja”.

Entre las principales cuestiones que los clientes plantean están los derechos hereditarios que tienen y qué pueden dejar de libre disposición, etc. Víctor Muñoz recuerda que una herencia se divide en tres partes: legítima estricta, la mejora y la libre disposición, y son comunes los problemas familiares derivados del reparto de la herencia. Admite que es la parte más delicada para un abogado, ya que en ocasiones tiene que mediar entre las partes. “Lo más difícil es acercar posturas cuando aparece ese interés económico”.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad