REGIÓN

Ana Isabel Abengózar: "A Cospedal y a los suyos les molesta que se reduzcan las listas de espera que ellos manipularon y deterioraron"

La diputada regional del PSOE, Ana Isabel Abengózar, ha destacado la reducción en más de 12.904 personas de las listas de espera del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, al pasar de 144.140 en octubre a 131.236 en el pasado mes de febrero.

Unos datos "positivos y reales" que lamenta que "a Cospedal y a los suyos les moleste que se reduzcan las listas de espera que ellos manipularon y deterioraron", por lo que "salen a mentir constantemente con un tema tan delicado".

Abengózar ha detallado que esta reducción se ha producido "tanto en el número de personas como en los tiempos de espera", donde las cifras indican que ha bajado la media en más de diez días de espera para las consultas y en cinco días la relativa a pruebas diagnósticas o quirúrgicas.

"Una realidad muy diferente a la que se vivía durante el gobierno de Cospedal", ha detallado la socialista, al recordar que "en febrero de 2012, ocho meses después de la llegada del PP a Castilla-La Mancha, las listas de espera ascendían a 139.287 personas", mientras que "en el mismo periodo de tiempo con el gobierno de Emiliano García-Page hay 8.051 personas menos", lo que a su juicio deja clara "la diferencia en la forma de trabajar de unos y de otros".

En este sentido, la parlamentaria socialista ha recordado que "todos estos datos están a servicio de los ciudadanos" a través del portal de Transparencia y Salud del Servicio de Salud de Castilla La Mancha, por lo que ha pedido a los dirigentes del Partido Popular "dejen de manipular y confundir con datos falsos".

Abengózar ha subrayado que en caso concreto del diputado del Grupo Popular, Juan José Jiménez Prieto, “se le recordará por haber reconocido abiertamente que manipulaba las listas de espera, por los episodios de saturación de las Urgencias y por tener un camión aparcado a la puerta del Hospital General de Ciudad Real durante un año para realizar resonancias magnéticas a los pacientes". Sin duda, "un modelo de sanidad que los socialistas no queremos para los ciudadanos de Castilla-La Mancha".

Finalmente, la parlamentaria regional del PSOE ha recalcado que los que "ahora se proclaman defensores de la sanidad pública son los mismos que hacían negocio con ella base de derivaciones masivas, los que manipulaban los datos, los que cerraban las urgencias en las zonas rurales o los que despedían a cientos de profesionales sanitarios, al mismo tiempo que estudiaban la privatización de hospitales como los de Manzanares y Tomelloso". Motivos todos ellos, que han llevado a Abengózar a reiterar "la poca legitimidad" que tienen unos dirigentes que "dicen una cosa y hacen otra".