REGIÓN

Carlos J. Hernández Yebra, nuevo delegado territorial de ONCE Castilla-La Mancha y José Martínez continúa como presidente del Consejo

La ONCE realizó en el periodo de crisis que va de 2008 a 2014 un total de 41.073 contratos a vendedores del cupón y el resto de productos de juego de la Organización, de los que 4.901 fueron contratos indefinidos. De estas personas que lograron un empleo estable, 156 lo consiguieron en Castilla-La Mancha.

Además, la ONCE y su Fundación han destinado a inversión social durante estos mismos años de la crisis, precisamente cuando la cobertura es más necesaria que nunca, un total de 1.779,7 millones de euros (254,2 millones anuales), para garantizar que las personas ciegas y, en solidaridad con el resto de las personas con discapacidad, no resulten excluidas y mantengan sus niveles de inclusión social.

En 2014, la ONCE ha invertido en servicios sociales y prestaciones en Castilla La Mancha un total de 18 millones de euros, que ha permitido dar cobertura a 2870 personas ciegas afiliadas a la Organización, entre ellos  325 estudiantes. Asimismo, se ha incorporado a 128 personas que se han sumado como nuevos afiliados, al perder toda o parte de la visión, y para quienes se han diseñado y aplicado programas específicos que les permiten mantener o recuperar sus hábitos cotidianos, además de otros apoyos.

Así lo han afirmado hoy en Toledo, Carlos Javier Hernández, nuevo delegado territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, en sustitución de Antonio Cebollada, y el presidente del Consejo Territorial, que continúa, José Martínez, durante el acto de presentación de los nuevos responsables de la ONCE en esta comunidad autónoma para los próximos cuatro años, surgidos de las elecciones democráticas celebradas el pasado mes de diciembre. El acto ha estado presidido por Jose Luis Pinto, Vicepresidente Primero del Consejo General.

Carlos Javier Hernández y José Martínez hicieron un recorrido por el esfuerzo de la ONCE durante los años de crisis para cubrir las necesidades de las personas ciegas y deficientes visuales de Castilla-La Mancha ofreciendo servicios educativos, culturales, deportivos, de impulso al empleo, técnicos y tecnológicos, o de apoyo a la movilidad, para que puedan así alcanzar la autonomía personal suficiente que facilite su plena y real integración en la sociedad en la que vivimos.

Asimismo, comprometieron su esfuerzo durante los próximo cuatro años para tratar de mejorar la calidad de vida de las personas ciegas y el resto de personas con discapacidad en Castilla-La Mancha, tratando de darles voz y atender todos sus requerimientos.

ONCE y su Fundación: impulso a 47.400 empleos entre 2008-2014
En el acto de presentación, el Vicepresidente Primero del Consejo General  destacó que la ONCE y su Fundación están muy satisfechos del trabajo realizado durante los últimos cuatro años y abordan el nuevo mandato surgido de las urnas con la ilusión de cumplir los 142 compromisos que contiene el programa de gobierno aprobado por el nuevo Consejo General de la ONCE. Se trabajará para lograr unas bases aún más sólidas para que la Organización sea capaz de alcanzar mayor fortaleza institucional, solvencia económica y dimensión social, con un claro objetivo: impulsar los proyectos de vida independiente y plena ciudadanía de las personas ciegas y la solidaridad con el resto de personas con discapacidad.

José Luis Pinto  recordó que los datos de empleo indefinido para vendedores, con casi 5.000 personas con discapacidad que han logrado un puesto de trabajo estable, son la mejor carta de presentación de la Organización y destacó que la ONCE, su Fundación y todas sus empresas sociales agrupadas ahora bajo la marca ILUNION representan a 70.000 personas que “cobran su nómina a fin de mes”, lo que constituye “una satisfacción, un gran esfuerzo y una enorme responsabilidad”.

Subrayó que, en el periodo de crisis 2008-2014, la ONCE y su Fundación han sido el motor que ha impulsado el empleo para personas con discapacidad, logrando un puesto de trabajo para un total de 47.400 ciudadanos, en más del 95% de los casos, ocupado por una persona con discapacidad. 

Con estos datos se pone de manifiesto la importancia de la labor de la ONCE y su Fundación, ya que de cada 271 personas que trabajan en España, una lo hace para la Organización, y de cada 10 personas con discapacidad que tienen la suerte de tener empleo, una trabaja en la ONCE, su Fundación o sus empresas sociales ILUNION.

Accesibilidad e inversión garantizadas
Pero es que, además, en estos años de crisis, la ONCE y su Fundación han mantenido su esfuerzo en accesibilidad, con ejemplos como la realización de 850 convenios con ayuntamientos y otras entidades (45 en Castilla-La Mancha) y la puesta en marcha de 292 eurotaxis para impulsar la autonomía de las personas con discapacidad (25 en Castilla-La Mancha).  Y lo mismo en su apuesta por la economía social a través de ILUNION que, para 2015, tiene previsto una inversión de 26,4 millones de euros a nivel global.

Finalmente, garantizó el esfuerzo futuro de la Organización para afianzar e incrementar su compromiso con la sociedad castellano-manchega a través de la educación, la formación continua, el empleo o la accesibilidad como palancas para la inclusión social de las personas con discapacidad.