REGIÓN

El Centro de Operaciones Covid-19 coordina más de 200 propuestas para la donación y fabricación de material de protección para personal sanitario

El Centro de Operaciones Covid-19, impulsado por el Gobierno de Castilla-La Mancha bajo la coordinación de la Consejería de Sanidad y la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, funciona a pleno rendimiento apenas diez días después de su puesta en marcha. El Centro está coordinando la llegada de diferentes envíos de material de protección para profesionales sanitarios a través del Corredor que se ha habilitado entre España y China, y que va a agilizar la entrada y el reparto de este material sanitario a los centros hospitalarios de la región. Además, el organismo canaliza en la actualidad diferentes proyectos para la producción a nivel regional de distintos elementos de protección, tales como batas o viseras, y gestiona las más de 200 propuestas de empresas y particulares de Castilla-La Mancha para hacer llegar a la Administración desde material de protección sanitario hasta alimentos.

Así lo ha detallado la consejera de Economía, Empresas y Empleo del Gobierno regional, Patricia Franco, tras la reunión que ha mantenido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con los agentes sociales en el marco de la crisis del Covid-19. En la reunión, en la que han participado, junto con el presidente regional, el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro; el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, además de la propia Patricia Franco, la consejera ha subrayado “la solidaridad de muchos empresarios, autónomos y particulares que están viviendo situaciones adversas derivadas de la crisis sanitaria y que, aun así, están poniéndose a disposición del Gobierno regional y de toda la sociedad para afrontar estas circunstancias”.

De hecho, el Centro de Operaciones Covid-19 coordina en la actualidad más de 200 propuestas para la fabricación o donación de material de protección para profesionales sanitarios e incluso de alimentos, algunas de las cuales implican “un trabajo enorme para reorganizar la actividad productiva de las empresas y que están acometiendo de manera desinteresada”. En este sentido, la consejera ha recordado los proyectos anunciados esta semana por el Ejecutivo autonómico para la fabricación, a través de una donación de la empresas Alcaliber y de la colaboración de un buen número de empresas y entidades públicas de la provincia de Albacete, de 20.000 viseras de protección para profesionales sanitarios, un proyecto que crecerá en su producción, de 3.000 viseras diarias, para abastecer con otras 5.000 viseras a centros de mayores y de atención a la dependencia, a través de la Consejería de Bienestar Social.

“A este proyecto hay que sumar el de la elaboración, por parte de empresas de Albacete, de 40.000 batas de protección sanitaria lavables y reutilizables, o el proyecto que arrancó en primer lugar con la colaboración de los Ministerios de Industria y Sanidad para la fabricación de mascarillas en empresas textiles de Talavera de la Reina y San Pablo de los Montes”, ha recordado Patricia Franco, que ha revelado que, tras la validación de las mismas por parte de Sanidad, “son ya siete las empresas textiles que están colaborando en esta iniciativa para abastecer de equipos de protección individual a nuestros sanitarios”.

A estos proyectos se suman también la fabricación, por parte de una empresa de Fuensalida, de 25.000 batas o la colaboración, por parte de la empresa Prolimax, de Torrijos, para conseguir 2 millones de guantes. “La solidaridad está llegando incluso desde fuera de nuestras fronteras, y hemos recibido la donación de 27.000 mascarillas de protección por parte de la cadena distribuidora hongkonita 759, con la que trabajan muchas empresas agroalimentarias de la región y con la que mantenemos, y mantendremos seguro en el futuro, buenas relaciones comerciales”, ha indicado la consejera.

Patricia Franco ha avanzado también la llegada de envíos con grandes cantidades de material a través del Corredor Sanitario con China, una línea directa de importación habilitada por diferentes empresas entre las que se encuentra Oesía-Tecnobit, de Valdepeñas, y que va a acelerar la entrada de elementos de protección destinados al personal sanitario. “Este corredor nos va a dar buenas noticias incluso en las próximas horas, y hará que podamos mantener el reparto de material de protección por los centros hospitalarios de la región”.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha agradecido todas las muestras de solidaridad y propuestas de colaboración en esta tarea, desde los ‘makers’ que de manera individual, y a partir de impresoras 3D en sus domicilios, se han embarcado en la fabricación de material de protección para sanitarios, “hasta todas las empresas que nos han hecho llegar su ofrecimiento, como Grupo Tello, Incarlopsa, Kastell, Aquadeus, Biogran, Valquer, Kiriko, Tejar Viejo, Tecnove, Ruma o Ionisos, entre muchas otras”. También ha tenido palabras de agradecimiento para el equipo del Instituto de Promoción Exterior, encargados de coordinar estas propuestas “a la vez que continúan prestando su servicio de asesoramiento y atención a las empresas exportadoras de la región”, así como para Geacam, dependiente de la Consejería de Desarrollo Sostenible, “que cuenta con un equipo de 18 trabajadores distribuyendo a centros sanitarios todo el material que nos llega, sabiendo que los profesionales lo están esperando”.