REGIÓN

Para García, la futura PAC debe ser para los “agricultores profesionales” al mismo tiempo que se refuerce su papel en la cadena alimentaria

La diputada del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Rosario García, ha destacado el papel que "está desempeñando el gobierno regional con su consejero de Agricultura a la cabeza para conseguir una nueva Política Agraria Común que defienda los intereses de los agricultores y ganaderos de nuestra región".

Como recuerda la parlamentaria socialista, la pretensión del consejero Martínez Arroyo es que "todos los agricultores de la Unión Europea cobren lo mismo independientemente de donde vivan y de lo que cultiven". Sólo así, "estaríamos ante un modelo más justo y podríamos avanzar apoyándonos en los agricultores profesionales".

Ante el inicio de las negociaciones de la nueva PAC para 2020, García recuerda que el objetivo del gobierno regional es "acordar una posición común de toda la región que defienda los intereses de los 140.000 agricultores y ganaderos de la región, de la industria agroalimentaria y de los habitantes del medio rural”.

Pero sobre todo, argumenta la parlamentaria, "garantizar la protección de los profesionales a la hora de mantener un presupuesto adecuado para la futura PAC". Por lo que, aseguraba otro elemento a tener muy en cuenta en esta negociación, es "llevar a cabo una reforma en profundidad que abandone definitivamente la referencia a los derechos históricos de los años 90 que perjudica a nuestra región".

Y es que, en opinión de García, "la nueva PAC tiene que defender los intereses de los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha, lo que no hizo el anterior equipo del PP, Cospedal, Cañete y Tejerina". Como recuerda la parlamentaria, "la negociación que hizo el PP fue nefasta y catastrófica, fruto de esa negociación los agricultores de la región son los que menos ayudas reciben por hectárea de todo el país, cada uno perderá entorno al 21% hasta 2020, 90 millones de euros" sentenciaba.

La primera comunidad en abrir el debate de la futura PAC

"La preocupación y el compromiso del gobierno regional con el campo es una evidencia", en palabras de García, y "por eso, ha sido la primera comunidad en abrir el debate de la PAC a través de un foro y con una encuesta de participación pública en la que puede participar cualquier castellano-manchego".

También de forma paralela tratará de fijar una posición con otras regiones en busca del mayor consenso, con una condición," que la futura PAC sea para los “agricultores profesionales” y el reforzamiento de la posición de estos en la cadena alimentaria".

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad