REGIÓN

El Gobierno de Castilla-La Mancha recuerda que las rebajas implican una reducción en los precios, pero no una disminución de los derechos de las personas consumidoras

El Gobierno de Castilla-La Mancha informa de los derechos de los consumidores a la hora de efectuar sus compras en rebajas. (Foto: Álvaro Ruiz. JCCM)
El Gobierno de Castilla-La Mancha informa de los derechos de los consumidores a la hora de efectuar sus compras en rebajas. (Foto: Álvaro Ruiz. JCCM)

En las próximas fechas numerosos establecimientos y grandes superficies comerciales de Castilla-La Mancha iniciarán descuentos en el precio de sus productos de manera generalizada dentro del denominado ‘periodo de rebajas’ (en algunos casos ya han comenzado). Por eso, el Gobierno de Castilla-La Mancha quiere ofrecer a las personas consumidoras algunos consejos a tener en cuenta a la hora de realizar sus compras.

El director general de Agenda 2030 y Consumo, Ramón Lara, ha destacado la importancia de “conservar las facturas y tickets de compra porque serán necesarios en caso de reclamación o devolución”.

Lara también ha recalcado que hay que ser conscientes de que, “las rebajas implican una reducción en los precios, pero no una disminución de sus derechos como persona consumidora y usuaria”. Y ha recomendado que “se priorice aquellos establecimientos que exhiben el distintivo de estar adheridos al Sistema Arbitral de Consumo, pues en caso de tener que reclamar, podrá resolver su conflicto de forma amistosa, rápida y gratuita”.

Por otra parte, es importante efectuar una compra responsable en rebajas adquiriendo aquello que realmente se necesite, y no dejarse llevar únicamente por un precio rebajado.

Los futuros compradores deben fijarse que los establecimientos comerciales anuncien de manera visible en el exterior de sus locales el período durante el que mantendrán las rebajas en los productos ofertados. Además, para que se pueda indicar que un establecimiento comercial se encuentra en rebajas, debe ofrecer a precio reducido, al menos, la mitad de los artículos que pone a la venta.

En el caso de que los descuentos no afecten a la totalidad de los productos comercializados, los rebajados deberán estar bien identificados y diferenciados del resto.

Dichos artículos no podrán ser defectuosos, con taras o de una peor calidad que los que se venden habitualmente. Tampoco pueden adquirirse productos exclusivamente para su venta en rebajas, sino que deberán haber formado parte de las existencias del establecimiento durante, al menos, un mes antes.

Identificación del precio rebajado

La indicación del precio se podrá hacer mediante un descuento porcentual sobre el precio habitual del producto o mediante la constancia del precio anterior y el nuevo ya rebajado. Esto deberá llevarse a cabo tanto en las etiquetas del producto como en los escaparates.

Los medios de pago ofrecidos por los establecimientos comerciales durante los períodos de rebajas deben ser los mismos que aceptan habitualmente.

Seguridad en las compras online

En paralelo a las rebajas presenciales, también se ponen a disposición de las personas consumidoras productos rebajados por Internet. Si se decanta por este sistema elija formas de pago seguras, ya sea por transferencia, tarjeta o a través de plataformas especializadas. En cualquier caso, compruebe si al inicio de la barra de direcciones aparece ‘https’, lo que indica que la página está utilizando una conexión segura.

Para preservar la privacidad compruebe que el proceso de solicitud y compra se hace, en todo momento, en un entorno seguro. Esta circunstancia se puede verificar si aparece un candado cerrado en la barra de direcciones de la página que se visita.

Tras realizar la compra, es recomendable conservar todos los correos electrónicos de confirmación que reciba en relación con su compra, y comprobar las adquisiciones realizadas con los extractos de su tarjeta, de forma que pueda identificar, sí se produjeran, los cargos no reconocidos. 

Comprometidos con las personas consumidoras

Tal y como resalta el director general de Agenda 2030 y Consumo, Ramón Lara, el Gobierno regional es consciente de la importancia de la defensa los derechos de las personas consumidoras, no sólo en periodos de rebajas, sino durante todo el año, por eso desde el Ejecutivo se están consolidando las políticas de consumo. “Vamos a desarrollar la Ley el Estatuto de las Personas Consumidoras en Castilla- La Mancha, hemos consolidado la recuperación del sistema arbitral de consumo, y en cuanto al movimiento asociativo, lo impulsamos con ayudas por valor de 200.000 euros”. Además, “estamos trabajando porque nuestra coordinación con las oficinas municipales de información al consumidor y con el sistema informático fluya mucho mejor y sea homogéneo”, ha señalado Ramón Lara.

Por último, señalar, que ante cualquier duda o consulta al respecto las personas consumidoras pueden acudir a las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) o a las Oficinas de Atención al Consumidor de las Delegaciones Provinciales de Desarrollo Sostenible.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad