REGIÓN

El Gobierno regional da los pasos necesarios para personarse como acusación particular en la causa contra el cazador que mató a la lince Nenufar en Menasalbas

El Gobierno regional ha iniciado los trámites oportunos para personarse como acusación particular en la denuncia contra el cazador que abatió a la lince Nenufar el pasado mes de junio en Menasalbas, Toledo. Así lo ha confirmado el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, que ha detallado que los servicios jurídicos de la Junta de Comunidades ya han iniciado “los trámites reglamentarios establecidos para estos casos”. Marchán ha querido resaltar que el compromiso que tiene el Gobierno regional con la repoblación del lince ibérico, animal en peligro de extinción, les obliga a ser “inflexibles ante atentados contra nuestra fauna”, como el sucedido con la lince Nenufar; por eso, ya se están dando “los pasos necesarios para personarnos en la causa”.

La lince Nenufar falleció a consecuencia del disparo de un cazador en el mes de junio, y posteriormente, también murieron sus cuatro crías como consecuencia de la muerte de la madre. El ejemplar de lince ibérico fue encontrado por un agente medio ambiental que puso el hallazgo en conocimiento de la Guardia Civil, quien a través de su unidad del SEPRONA ha logrado localizar e identificación a un hombre que ha reconocido que disparó al lince alegando que lo confundió con un zorro.

En este sentido, Fernando Marchán ha resaltado el gran trabajo llevado a cabo para dar con el culpable por parte de los Agentes Medioambientales y de la Guardia Civil, y no ha dudado en señalar que una vez cumplido el trámite necesario, y con el beneplácito del gabinete jurídico, se sumarán a la denuncia que ya ha interpuesto el propio SEPRONA, grupos ecologistas, y APROCA (Asociación de propietarios rurales para la gestión cinegética y conservación del Medio Ambiente).

El cazador, que ha reconocido que disparó al lince al confundirlo con un zorro, se enfrenta a penas de hasta dos años de prisión, y sanciones de hasta cuatro años de inhabilitación para la práctica de la caza.

El coto de Menasalbas donde sucedió el incidente se encuentra actualmente suspendido para la práctica de cualquier actividad cinegética a la espera que se clarifiquen los hechos.

En estos momentos también hay abiertas otras dos investigaciones para intentar esclarecer las circunstancias del fallecimiento de otros dos ejemplares de lince ibérico en la región, uno por un disparo, y otro que fue atrapado por un cepo.

Doscientos ejemplares de lince ibérico en Castilla-la Mancha

Pese a las circunstancias reseñadas anteriormente, el viceconsejero de Medio Ambiente ha puesto sobre la mesa el buen trabajo que se está llevando a cabo en la repoblación del lince ibérico en la región y ha recordado que “en tan sólo cinco años la especie ha pasado de unos pocos ejemplares a casi 200 individuos controlados”. Marchán ha recordado la importancia que tiene que Castilla-La Mancha participe en Life ‘LYNXCONNECT’, un proyecto que tiene como objetivo continuar con los trabajos de conservación del lince en la península ibérica.

En otro orden de cosas, se han producido recientemente dos muertes por atropello de ejemplares de lince en Castilla-La Mancha, uno el día 15 de noviembre en la CM-410 en el término de Pulgar y otro el día 24 de noviembre en la N-420 en el término de Fuencaliente, en las provincias de Toledo y Ciudad Real respectivamente.

Desde la Viceconsejería de Medio Ambiente han reiterado su agradecimiento a los ciudadanos por la colaboración e información que puedan aportar ante la presencia de cualquier cadáver de fauna silvestre que se encuentren en el medio natural.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad