REGIÓN

IU CLM desmiente que la brecha digital solo afecte al 2,5% de los alumnos en Castilla-La Mancha

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha desmentido que la brecha digital solamente afecte al 2,5% de los alumnos en Castilla-La Mancha, tal y como afirmó la Consejera de Educación del Gobierno regional, Ana Rodríguez.

Rodríguez además anunció la compra de 4.000 tablets para paliar la brecha digital y que para “los problemas de conectividad de las familias se están resolviendo con acuerdos con operadores locales para proveer del servicio a los hogares que carecen de la misma”. 

Para Natalio González, responsable del Área de Educación de IU CLM, es un dato que no concuerda con los que aporta el estudio de la Universidad de Castilla-La Mancha realizado en 2019, titulado “Evaluación del Plan de Garantías Ciudadanas de Castilla-La Mancha sobre situaciones socioeconómicas de las familias castellano manchegas”: “En dicho estudio se constata que 216.539 hogares (27,6%) no tienen conexión a internet y 287.150 hogares (36,6%) no disponen de ordenador personal. Que de los hogares que disponen de conexión a internet, 61.125 (7,8%) no saben usarlo y 4.332 (0,6%) tienen falta de cobertura. Que 83.977 hogares (10,7%) no pueden permitirse ordenador personal”.

“Es obvio que la brecha digital en nuestra región afecta a un número de alumnado mucho mayor que el mencionado por la Consejera”, a lo que González ha añadido que: “Si a estos preocupantes datos sumamos el reconocimiento de la propia Consejera de que los recursos aportados no son suficientes para solucionar la brecha digital, es evidente que las políticas educativas aplicadas hasta la fecha no han dado respuesta a las carencias que desde hace años sufren las familias, alumnado y profesorado”. 

Por su parte, el responsable de Acción Política de IU CLM, Txema Fernández, ha explicado que: “Los hogares de Castilla-La Mancha se han convertido en centros educativos de aprendizaje y en las aulas del alumnado de todas las etapas educativas. En estas circunstancias surge el interrogante sobre si los hogares y las familias están preparados para este reto”, a lo que ha añadido que: “Uno de los primeros colectivos que sufrieron el confinamiento, a pesar de las reticencias del Gobierno regional, han sido los estudiantes castellano-manchegos, que han sustituido las clases presenciales en aulas masificadas, impuestas por el gobierno de Cospedal, por el aprendizaje online. Cabe preguntarse si todas nuestras alumnas y alumnos tienen acceso a la formación con esta nueva metodología de trabajo”.

Fernández ha añadido que: “Según el informe de la UCLM, el 70% de la población vive en zonas de ruralidad alta o muy alta y si consideramos los ingresos de las familias que viven en ese entorno, la población de los municipios de menos de 2.000 habitantes es la que tiene los ingresos más bajos, junto con el 57% de los hogares que se encuentran en municipios de entre 2.000 y 50.000 habitantes”.

“También nos muestra que los hogares con carencia material severa, es decir, los que no pueden ir de vacaciones al menos una semana al año, no pueden mantener la vivienda con temperatura adecuada, no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos de 500 euros o no pueden disponer de un teléfono, ascienden a 60.000 y suman un total de 150.000 personas afectadas”, a lo que el responsable de Acción Política de IU CLM ha expresado que de “estos 7.634 hogares están en poblaciones de menos de 2.000 habitantes y 20.860 en poblaciones entre 2.001 y 10.000 habitantes, que el 40% de los hogares tiene dificultades para llegar a fin de mes y de ellos 49.422 están situados en poblaciones de menos de 2.000 habitantes”. 

Así, Txema Fernández ha declarado que: “Vivimos en una comunidad autónoma de carácter eminentemente rural, que aún no ha salido de la crisis del 2008 y que no puede afrontar gastos que no son esenciales. Tanto es así que, entre el 34% y el 40%, unos 113.218 de los hogares de la región tienen problemas elevados o muy elevados para acceder a determinados servicios educativos. Esto pone de manifiesto que en la actualidad, en muchos municipios de nuestra región, hay familias que no disponen de recursos ni están preparadas para asumir la responsabilidad educativa del trabajo online. Recursos y responsabilidades hasta ahora olvidadas por los distintos gobiernos regionales pero que a marchas forzadas se ha impuesto en el actual modelo de enseñanza-aprendizaje”.

Por último, Fernández ha explicado que son carencias que esta crisis “ha situado en primera línea” y que “constatan la falta de recursos que sigue castigando a la educación pública”, además de denunciar que “las políticas educativas y sociales no han revertido los recortes educativos ni las desigualdades económicas de la sociedad castellano-manchega”. 

Desde IU CLM avisan de que “no hay que recordar al Gobierno de Castilla-La Mancha que su responsabilidad y obligación es garantizar el derecho a la mejor educación pública desde la efectiva igualdad de derechos y la cohesión social”. 

Instrucciones desde la Consejería de Educación

Desde el Área de Educación han valorado positivamente las instrucciones y medidas para abordar el desarrollo, la evaluación del tercer trimestre y el final de curso escolar 2019-2020, presentadas por la Consejera de Educación el pasado 14 de abril. 

Por último, desde la formación de izquierdas explican que estas medidas van dirigidas a los centros educativos: “a pesar de que hay instrucciones para la planificación educativa, coordinación del profesorado, departamentos y equipos de orientación, metodología del proceso enseñanza-aprendizaje, calendario de evaluación y un apartado dirigido al alumnado y sus familias, son recomendaciones obvias pero poco clarificadoras en cuanto a cómo se va a abordar de forma mucho más concreta y garantista la evaluación, promoción y titulación del alumnado en este final de curso”.