REGIÓN

Rodríguez: “Page dedica más esfuerzos a imponer un director de RTVCM que a buscar el bienestar y el progreso de la región”

El portavoz adjunto del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Rodríguez, ha señalado hoy que el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, “lleva un mes dedicando más esfuerzos a conseguir imponer un nuevo director de Radio Televisión Castilla-La Mancha que a buscar el bienestar y el progreso de la región”. 

MIguel Ángel Rodríguez
MIguel Ángel Rodríguez

Así, en referencia a la modificación de la Ley de RTVCM, ha asegurado que a Page “no le importa acometer chapuzas parlamentarias” con tal de conseguir cambiar la legislación para, en virtud del “pacto de perdedores” suscrito entre el PSOE y Podemos, “poder cambiar a su antojo al director de RTVCM”.

“Lejos quedan las palabras pronunciadas hace menos de un mes cuando aseguró que el director se elegiría por consenso; ahora prefiere pasar el rodillo que le ha prestado Podemos en su pacto de perdedores”, ha apostillado Rodríguez.

Para el portavoz popular, “estamos asistiendo al resurgimiento del modelo de televisión del PSOE, que costaba el doble del presupuesto actual, que no permitía ni siquiera pisar las instalaciones de la misma a la presidenta del PP regional, María Dolores Cospedal, y que vetaba a los municipios gobernados por el PP”.

ATC de Villar de Cañas

Por otro lado, Miguel Ángel Rodríguez ha denunciado que “Emiliano García-Page y su gobierno de perdedores quieren subirnos el recibo de la luz a todos los castellano-manchegos, y condenar a la miseria a toda una provincia porque no han conseguido gobernarla”.

Rodríguez ha afirmado que Page “no sólo pone en peligro el desarrollo económico de la provincia de Cuenca, sino los bolsillos de todos los habitantes de Castilla-La Mancha”, haciendo alusión a las palabras del ministro de Industria en las que aseguraba que, en caso de no realizarse el ATC de Villar de Cañas (Cuenca) en tiempo y forma, subirá el recibo de la luz un 30 por ciento a todos los españoles.

 “García-Page quiere utilizar la legislación medioambiental con criterios políticos y quiere cambiar las zonas ZEPA a su antojo desde su despacho del Palacio de Fuensalida, al igual que hizo con los terrenos del aeropuerto de Ciudad Real, con los resultados por todos conocidos”, ha concluido Rodríguez.