REGIÓN

Rosa Romero: “Han sido doce meses de anuncios publicitarios, promesas incumplidas, polémicas estériles y de una gran incertidumbre”

La candidata número uno del PP de Ciudad Real al Congreso de los Diputados, Rosa Romero, ha hecho balance del primer año de los gobiernos de perdedores en Castilla-La Mancha y Ciudad Real y ha asegurado que “han sido doce meses de anuncios publicitarios, promesas incumplidas, polémicas estériles y de una gran incertidumbre”.

 

En rueda de prensa, Romero ha apuntado que, en menos de un año, Page ha conseguido que Castilla-La Mancha retroceda, que se incrementen las listas de espera, que las empresas huyan a otras comunidades autónomas, recortar los derechos de los padres a elegir la educación de sus hijos o que los agricultores se pongan en pie de guerra ante el retraso en el pago de la PAC y el recorte en las ayudas a la agricultura ecológica.

A nivel provincial, la candidata popular ha recordado que Page ha dejado en el aire el proyecto de la autovía Toledo-Ciudad Real o el colegio Félix Grande de Tomelloso, ha destinado partidas “ridículas” a proyectos como el colegio de Valverde, ha incrementado las derivaciones a la sanidad privada, ha dejado plazas de personal sanitario sin cubrir y, sobre todo, ha protagonizado el “espectáculo más bochornoso” que se recuerda en esta provincia con la “nefasta gestión” de la crisis de la legionela en Manzanares.

Considera Romero que la provincia de Ciudad Real ha sido “la más perjudicada” por la mala gestión de Page en Castilla-La Mancha y que la situación en la capital es especialmente preocupante pues, además, está sufriendo los “estragos” del Gobierno de perdedores de Zamora y Ganemos/Podemos.

En cuanto a la situación de Ciudad Real capital, Rosa Romero se pregunta cómo es capaz Zamora de sentirse orgullosa de “su evidente incapacidad” y de presentar, como sus grandes “logros”, la compra de sombreros para la Romería de Alarcos, la apertura de una ventana en el despacho de sus socios de Ganemos o que la Policía Local avise vía Twitter de los controles de velocidad.

Lo que le sorprende a Romero es que no incluya entre sus “logros” haber renunciado a 800.000 euros de subvención del proyecto Smart City, haber destrozado el deporte de Ciudad Real, el ataque a nuestra tradiciones, la “gran mentira” de la Zona Azul o haber dejado pendiente de un hilo los puestos de trabajo de más de 200 familias de Ciudad Real.

Y es que Romero considera que cada vez que Zamora plantea alguna iniciativa –algo que no suele ser muy habitual-, “sube el pan”.

Por todo ello, y tras poner como ejemplo la gestión de otros gobiernos de perdedores en grandes ciudades del país, Romero ha indicado que “existe una gran preocupación en la sociedad ante la posibilidad de que se repitan a nivel nacional los gobiernos de la vergüenza que ya sufren muchas ciudades y comunidades autónomas de este país”.

En su opinión, la cita del próximo 26 de junio con las urnas es “más importante que nunca” pues no jugamos seguir avanzando y alcanzar los 20 millones de puestos de trabajo que pretende conseguir el PP o “implantar la radicalidad, la parálisis y la inestabilidad”.