REGIÓN

Se abrirá una investigación en el I.E.S Juan de Ávila de Ciudad Real por el fallecimiento de una joven

El consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno regional, Marcial Marín, ha ordenado la apertura de una investigación en el Instituto de Enseñanza Secundaria Juan de Ávila de Ciudad Real, donde cursaba sus estudios de 2º de la E.S .O la menor de 16 años fallecida en el día de hoy y que se encontraba ingresada en el Hospital General de Ciudad Real desde el pasado viernes.

El objetivo de esta medida es determinar en qué situación se encontraba la alumna y depurar responsabilidades en caso de que fuera necesario.

Durante una rueda de prensa en la sede de la Consejería, Marín ha trasladado “la solidaridad, la preocupación y la disposición” del Ejecutivo regional para realizar las gestiones que necesite la familia de la menor afincada en Torralba de Calatrava (Ciudad Real).
 
El titular de Educación ha explicado que, debido al elevado número de faltas de asistencia a clase de esta alumna, la dirección del Instituto se puso en contacto vía telefónica con su padre en dos ocasiones desde que se inició el presente curso escolar.
 
El consejero de Educación ha relatado que “el centro sólo tuvo constancia del malestar de la alumna el pasado miércoles 7 de noviembre, cuando el padre de la niña de 16 años acudió por primera y única vez para constatar verbalmente al Jefe de Estudios su preocupación sobre el clima de convivencia en el citado centro”.
 
Ese mismo día, ha proseguido Marín, el orientador del centro se reunió con la alumna para interesarse por su situación y conocer de primera mano el problema que producía su malestar.
 
En ese momento, tal y como ha detallado el consejero, la estudiante explicó que dos compañeros la incomodaban en clase, por lo que inmediatamente se citó a ambos alumnos que, acompañados de sus padres, también fueron preguntados por la situación de la niña. Tras ambos encuentros, el orientador determinó en su informe que “no existía un caso de reiterado y continuo acoso entre iguales”, un requisito que hubiese motivado el cambio de centro educativo de la menor. No obstante, se le ofreció la posibilidad de cambiarse de clase y de compañeros para tratar de mejorar su estancia en el instituto.
 
Tras conocerse este trágico suceso, el Servicio de Inspección de los Servicios Periféricos de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes en Ciudad Real ha iniciado el proceso de evaluación de los hechos para determinar lo sucedido y determinar las posibles responsabilidades.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad