REGIÓN

El SESCAM forma a profesionales de Atención Primaria para mejorar sus habilidades de comunicación, tanto con los pacientes como con otros profesionales

Más de medio centenar de profesionales de las distintas categorías de Atención Primaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) ha participado en la primera edición del curso online ‘Habilidades de comunicación asertiva, resolución de problemas interpersonales y gestión del estrés en el entorno laboral para profesionales de Atención Primaria”.

El curso, diseñado por el Equipo de Coordinación Regional de Salud Mental, forma parte de las acciones programadas en el marco de las líneas estratégicas del Plan de Salud Mental 2018-2025, en concreto con las relacionadas con el desarrollo de acciones formativas en Atención Primaria dirigidas a manejo de situaciones de estrés.

Asimismo, responde a la propia demanda de los profesionales por la necesidad de adquisición de habilidades y competencias intrapersonales e interpersonales para afrontar el día a día laboral y la relación con los pacientes.

En este sentido, desde el Equipo de Coordinación Regional de Salud Mental explican que “una mejora en las habilidades sociales influirá en una mejora en las relaciones entre profesionales y usuarios de los servicios de salud, pero también entre los propios profesionales”, lo que contribuirá a generar un entorno laboral más satisfactorio y a mejorar el bienestar psicológico de los profesionales, lo que tendrá su reflejo en la propia asistencia sanitaria que se presta a los pacientes.

Cuatro módulos

Hasta ahora el curso ha celebrado una primera edición, si bien está previsto realizar en los próximos meses nuevas convocatorias para dar respuesta a la importante demanda registrada de actividades de estas características entre los profesionales de Atención Primaria.

Diseñado para realizarse a distancia, el curso se articula en torno a cuatro módulos. En el primero de ellos se abordan de forma general las habilidades sociales y los principales factores que influyen en el hecho de poner en marcha una conducta social habilidosa.

Por su parte, el segundo módulo se centra en la inteligencia emocional y la autoestima, mientras que el tercero se dedica a adquirir nociones sobre la comunicación y sus componentes, así como los diferentes tipos de habilidades sociales, con especial atención a aquellas que son más complejas, y a las técnicas para modificarlas.

Por último, el cuarto módulo permite aprender cómo mejorar la gestión de emociones desadaptativas que interfieren en la consecución de relaciones satisfactorias, así como en la resolución adecuada de problemas.

De este modo, a lo largo de estos cuatro módulos se adquieren competencias para mejorar habilidades que permitirán facilitar la realización de la entrevista al paciente; transmitirle información relacionada con su dolencia; habilidades de negociación y asertivas; y afrontar situaciones complicadas, como la comunicación de malas noticias o rehusar una petición injustificada.

Además, durante el curso también se ofrece a los alumnos herramientas para mejorar la comunicación y la colaboración con los profesionales del equipo de trabajo del que forman parte, ya que una mejora de la comunicación interna contribuye sin duda a una mayor cohesión del equipo, redundando en una mayor eficacia de las intervenciones y en un aumento de la satisfacción de los propios profesionales como consecuencia de un mejor clima laboral.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad