SALUD

Mi experiencia personal con el Yoga Aéreo

Nunca he sido una persona de practicar disciplinas como Yoga, Pilates, Tai-Chí y otras de este tipo, más bien he sido de deportes al aire libre, como: running, pádel, tenis o por ejemplo, practicar zumba, que también es movidito. Un buen día mirando todo lo que se cuelga y comparte en Facebook vi un vídeo sobre Yoga Aéreo, me quedé impresionada y pensé: “que pena que en Valdepeñas no exista este tipo de disciplina”. 

yoga aereo lola (Copiar)

Cuál fue mi sorpresa cuando descubro, por casualidad, que en septiembre Ana Delgado Moya, profesora de Yoga, va a abrir un centro de Yoga Aéreo en Valdepeñas: “Asha Yoga”. Casualidad o no, hablé con ella y desde el principio asisto a sus clases. Muchos os preguntaréis porque escribo este artículo, pues bien, mi respuesta es porque me apetece que todos los beneficios que me está aportando personalmente, esta disciplina, los conozcáis, y si ello os anima a practicarlo para mejorar vuestra salud física y mental, como me ha ocurrido a mí, me doy por satisfecha.

Durante estos años he escrito artículos o he publicado entrevistas sobre Yoga basándome en lo que los expertos cuentan, pero nunca me había animado a practicarlo, quizás por falta de tiempo o porque no hacía por donde sacarlo, pero una vez dentro soy consciente de que lo que ellos cuentan es cierto al cien por cien.

Debido a mi trabajo, sentada frente al ordenador, a veces horas interminables, mi dolor de espalda se acrecentaba, a pesar de no dejar de practicar deporte. A veces, incluso era tan insoportable que tenía que ir al médico para que me recetara un calmante. Comencé a practicar Yoga Aéreo cuando abrió Asha Yoga y desde entonces “vivo colgada en un columpio de emociones y buena salud física que me ha sorprendido y en solo tres meses: ya no me duele la espalda, mis hombros no notan aquel insoportable dolor que cada día me hacía sentir nauseas, he conseguido tener más fuerza en los brazos, en las manos. Y qué deciros de mi salud psíquica, voy poco a poco aprendiendo a controlar el estrés y los nervios de situaciones emocionales inesperadas gracias a los ejercicios de respiración que nos enseñan”.

También os puedo decir que el Yoga Aéreo no implica riesgos, a pesar de practicar ejercicios en un columpio, es seguro y en determinados momentos, como cuando llega la hora de la meditación o la relajación, el recogimiento es tan tuyo, tan personal que todo lo demás no existe. Eres tú y tu esencia, eres tú incluso con la sensación de estar en el vientre de tu madre, eres tú y ese estado en el que los pensamientos que empujan tu mente se van, incluso algunos no llegan, eres tú colgada de un columpio conociendo tu cuerpo, escuchándole y sintiendo que todo funciona.