SALUD

Las claves de la felicidad

Las claves de la felicidad
Las claves de la felicidad

En febrero aparecía una noticia sobre la Universidad de Yale. La asignatura de Psicología y buena vida, de la profesora Laurie Santos, cuenta con 1200 alumnos, más los que se quedaron sin plazas; lo que la convierte en la clase más popular en 300 años de la historia de Yale. Algo de lo que se les cuenta es que a la Felicidad hay que dedicarle tiempo y esfuerzo. No es algo que llegue del cielo. Les enseña a hackearse, a cambiar sus hábitos de conducta y pensamiento para tener hábitos más saludables. ¿Qué claves son las que pueden conducirnos a la felicidad? Apunten porque son solo 5 y son realizables.

Sobre la felicidad y sobre cómo conseguirla hay mucho escrito. La mayoría son opiniones, no suelen proceder de una investigación seria y científica, por eso he considerado importante esta noticia, porque las claves que nos ofrece son realizables, no son utópicas. Tienes en la librería multitud de libros de autoayuda que sí, están muy bien escritos, pero que luego no se puede llevar a cabo. Hay que saber diferenciar lo que son las fantasías y lo que tenemos, por nuestras capacidades y contexto, lo que son cosas posibles y reales. No estamos en el mundo de los deseos: ser feliz es posible. Eso sí, cuesta esfuerzo, dedicación. Es necesario un trabajo consciente y planificado.

También hay que diferenciar entre qué es ser feliz y estar contento. Podemos definir situaciones o actividades que nos hacen sentirnos felices, estar contentos. Por ejemplo, hacer el amor, que nuestro equipo gane la Liga, cortarme el pelo o ganar la lotería. No me refiero a eso sino a cuando echamos la vista atrás y podemos decir “estoy feliz” o “soy desgraciado”.

He aquí las claves que propone ese curso:

1. Durante una semana, cada noche realizar el ejercicio de la gratitud. Es decir, recoger en una lista las cosas por las que puedo estar agradecido: tengo agua, estoy sano, tengo amigos, me va bien con mi pareja,… El objetivo es tomar conciencia, darse cuenta de que eres más afortunado de lo que pensabas. Los objetivos que uno se marca no pueden ser un calvario. Por ejemplo, cuando al fin consigues aprobar la oposición ¿eres más feliz que antes? ¿Qué ha quedado por el camino y qué camino queda?

2. Dormir al menos 8 horas al día. No dejar que nos consuma la carga de tareas, exámenes, trabajo, hijos e hijas,… y dedicar las horas necesarias a dormir mejora nuestra calidad de vida y previene la depresión.

3. Meditar 10 minutos al día. Sin necesidad de ir a ningún curso o especialista. Solo pararse y pensar en las cosas del día, en uno mismo/a. El famoso Mindfullness, tiene que ver con esto. También relacionado con el shinrin yoku japonés, darse una baño de naturaleza, pasear por el bosque sintiendo la brisa, oliendo los cerezos,… Es una forma de centrarse en el aquí y ahora.

4. Emplear mucho más tiempo para estar con los amigos y la familia. Las relaciones personales proporcionan una felicidad más duradera en el tiempo. La felicidad es aumentar tu tiempo libre. No es más rico quien tiene más dinero sino quien tiene más tiempo para hacer cosas con ese dinero.

5. Menos redes sociales y más relaciones reales. Las redes sociales nos proporcionan una sensación de bienestar muy breve. Dura lo que dura el WiFi.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad