SOCIEDAD

Amnistía Internacional constituye un grupo en Valdepeñas

cobalto_02
Imágenes de la web de Amnistía Internacional

Mañana día 19 de septiembre tendrá lugar una sesión informativa en la UNED de Valdepeñas (calle Seis de Junio, 55) a las 19:00 horas,.con el fin de poner en marcha un nuevo grupo de acción de Amnistía Internacional en Valdepeñas y comarca, que permitirá a socias, socios y simpatizantes de esta localidad y municipios vecinos dar un paso más en su compromiso con la lucha por los derechos humanos en todo el mundo.

Amnistía Internacional tiene una dilatada trayectoria en Castilla-La Mancha y cuenta ya con grupos locales en Albacete, Ciudad Real, Talavera de la Reina y Toledo, además de equipos de activistas que, con especial intensidad en los últimos tiempos, realizan una labor de denuncia y hacen llegar propuestas en materia de derechos humanos a las autoridades y a los medios de comunicación de ámbito autonómico.

El grupo de acción de Valdepeñas realizará acciones de calle y actividades para movilizar a la ciudadanía sobre las principales campañas de Amnistía Internacional. En los próximos meses, trabajará por los derechos de las personas refugiadas, por la protección de las defensoras y defensores de derechos humanos amenazados en todo el mundo o contra las vulneraciones al derecho a la vivienda en España.

En Amnistía Internacional se denomina activista a quien dedica parte de su tiempo y energía a defender a personas a las que se les ha negado la justicia o la libertad. Los grupos de activistas organizan acciones creativas para dar a conocer a la gente cómo pueden defender a personas que sufren violaciones de derechos humanos, se recogen firmas y se presiona a los gobiernos para llevar ante la justicia a quienes cometen esos crímenes.

La experiencia de Amnistía Internacional ha demostrado que es posible cambiar las cosas. Miles de personas corrientes de todo el mundo lo han hecho pidiendo responsabilidades, desde hace más de 50 años, a quienes socavan los derechos humanos. El trabajo de la organización combina el rigor en la investigación de abusos a los derechos humanos, el diálogo y la presión a autoridades y otros actores, la movilización, la comunicación pública y ante todo, un apoyo incondicional a los y a las activistas que actúan allí donde se producen las injusticias.

refugiados