SOCIEDAD

Aprobado en Pleno el Presupuesto Municipal para 2018 en Valdepeñas

PLENO EXTRAORDINARIO ENERO 2018 (Copiar)

El Pleno Extraordinario celebrado ayer viernes en el Ayuntamiento de Valdepeñas aprobó los Presupuestos para 2018 por valor de 30.020.000 euros. De los que 4.800.000 euros irán destinados a inversiones.

Un Presupuesto que fue aprobado con los votos a favor del PSOE y los votos en contra de PP, IU-Ganemos y UCIN. El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, destacaba que “cumple las tres reglas de oro de la literatura financiera: aporta equilibrio financiero, mantiene la regla de seguridad con un fondo de maniobra para el nombra desarrollo de la actividad público una tesorería que garantiza con sus recursos las obligaciones a satisfacer”.

Del mismo modo subrayó el espíritu inversor de las cuentas que reflejan cerca de 5.000.000 de euros en inversiones, de los cuales el 42% estarán financiados por el Ayuntamiento de Valdepeñas, el 16% por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el 16% por la Diputación de Ciudad Real, el 11% por el Estado y el 13% por otras administraciones, como los fondos europeos. “De cada 100 euros que este año vamos a invertir, en lo que invirtamos, los valdepeñeros de su bolsillo solo van a poner 42 euros, el resto viene de otras administraciones o estamentos de la administración pública”, explicó el regidor municipal, que añadió que “entre lo que ingresamos y gastamos este presupuesto nos deja 2.200.000 euros de superávit, es decir, el 8% lo podemos destinar libremente a hacer inversiones en obras y planes de empleo”. En este sentido indicó que durante el pasado año el Consistorio contrató a 1.200 personas.

En relación a las inversiones destacan actuaciones como la creación del vial sur del Parque Empresarial Entrecaminos, la adaptación de los parques infantiles para niños con discapacidad, la segunda y última fase del comedor escolar. El alcalde también resaltó la adhesión del Consistorio a los Planes Extraordinarios de Empleo de la Junta para el que prevé destinar 1.400.000 euros, la primera fase de la construcción del velódromo municipal para el que se destinará inicialmente 150.000 euros y en patrimonio subrayó una nueva fase de la rehabilitación de la iglesia de la Asunción así como la restauración de las pinturas de la capilla de Nuestro Padre Jesús del Convento de los Trinitarios, unos frescos barrocos del siglo XVI únicos en Castilla-La Mancha.

Entre las inversiones también se enumeran nueva iluminación navideña para la calle Constitución, cámaras de video-vigilancia en el campo, la reforestación de las rutas ciclo-turistas así como el cubrimiento de un nuevo tramo del canal de la Veguilla comprendido entre la Puerta del Vino y la rotonda de la calle Acera del Cristo, con bulevares laterales y calzada central, que se enmarca dentro de los proyectos  Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI), que está pendiente de aprobación, por lo que si no se obtiene dicha financiación el Consistorio prevé acudir a crédito, tal y como le permite su solvencia económica, para hacer la obra que permitiría desarrollar económicamente esta zona de la ciudad.

En cuanto a la deuda histórica el alcalde destacó la importante bajada de intereses y en el dato de solvencia administrativa, lo que le permitiría concertar nuevos créditos en caso de que fuera necesario, y precisó que la deuda pública quedará cuando acabe el ejercicio en el 57%, 14 puntos menos que en 2017. Jesús Martín declaró que “desde que llegue a la alcaldía, el Ayuntamiento de Valdepeñas debe hoy, después de todas las inversiones que hemos hecho, 4.000.000 de euros menos que lo que debía hace 14 años en deuda histórica concertada”.

De los presupuestos municipales para el 2018 también hay que destacar que el Consistorio destinará 2.404.126 euros al capítulo de transferencias corrientes, donde se incluyen ayudas a colectivos sociales y clubes deportivos, para mantener las Escuelas Deportivas Municipales, así como los servicios que prestan empresas públicas como la recogida de basura o el consorcio de incendios y salvamento.  Señalar que el colectivo de deportes recibirá 305.368 euros, las entidades educativas 224.000 euros y las asociaciones con carácter social 151.000 euros.

Alegación a las ordenanzas fiscales de la Escuela de Música

Otro tema tratado en este Pleno fue la propuesta de resolución de la alegación presentada al expediente de modificación de ordenanzas fiscales para 2018, que fue aprobada en pleno el 6 de noviembre de 2017 y expuesta al público para que se formularan alegaciones. En este sentido, se presentó una alegación en nombre de los padres y alumnos de la Escuela de Música y Danza “Ignacio Morales Nieva” de Valdepeñas, que en este pleno ha sido desestimada con los votos a favor del PSOE, la abstención del PP y los votos en contra de IU-Ganemos y UCIN.

En las intervenciones llevadas a cabo en este tema, el portavoz de UCIN, Sergio Mota señaló que su grupo no estaba de acuerdo con la modificación y con la subida que se planteaba para las rentas más altas: “estamos en desacuerdo con esas tablas porque supone una subida y por tanto esa alegación tiene cabida. Con la nueva tabla a las rentas más altas le supone una pequeña subida respecto al año pasado”. En este punto Jesús Martin explicó que “aquellos que tienen la renta superior a 1.500 euros le sube 3 euros, una subida parcial con la que se compensa que pueda estudiar música el que no tenga ingresos”, a lo que Mota respondió que “sube al fin y al cabo”.

Gregorio Sánchez Yébenes, portavoz de IU-Ganemos, reconoció que había déficit en la Escuela de Música y que “siempre hemos defendido que debía haber ingresos para cubrir las necesidades de los servicios que requieren nuestros vecinos. Partimos de un coste de la Escuela de Música de 400.000 euros y unos ingresos de 117.000. Un servicio cuya modificación no se debía hacer ahora con el curso empezado sino debía hacerse en 2019, lo que supondría una subida de 147 euros”.

Sánchez recordó que “había que atender a unos estudios muy modulares, por un lado tenemos cursos completos, asignaturas sueltas, música-danza, música o danza. Nosotros consideramos que hay subida en algunos casos que suponían 3 euros o 7 euros, dependiendo de la escala de renta de la familia, pero que había otros casos en los que se llegaba a los 147 euros de subida y no estábamos hablando de rentas altas, sino de ingresos de 851 a 1000 euros”. Este concejal hizo las cuentas y recordó que en 2017 se pagaba por todo el curso 495 euros, y en 2018 se pagarán 702 euros (0 euros de matricula + 78 euros por 9 mensualidades).

Jesús Martín, respondió diciendo que manipulaban los discursos y que “con eso no hace política, usted que es un hombre de izquierdas. Lo que cuesta la iniciación son 80 euros al mes, más 10 de matrícula 90 euros y ahora el que tenga un ingreso entre 800 y 1000 euros paga 46 euros. Lo que estamos haciendo con esto es universalizar la música para que el que no tenga ingresos pueda estudiar por 5 euros. La única tabla que sube es para los ingresos de más de 1.500 euros. Personas con menos de 1000 euros de ingresos pagan un 10 y un 40%  menos, las que tengan más de 1.500 euros le sube 3 euros”.

Martín Miguel, portavoz del PP, dijo que “el servicio de la Escuela de Música no es obligatorio por lo que el que lo quiera que lo pague”.

Tras la polémica creada en este punto, se aprobó por mayoría el siguiente: la designación de un representante en la Mancomunidad Tierra de Caballeros y Tablas de Daimiel, cargo para el que se nombró al concejal de Cultura, Manuel López Rodríguez, con los votos a favor de PSOE, PP  y UCIN y la abstención de IU-Ganemos.

Relación de Puestos de Trabajo (RPT)

En este punto se trataba de aprobar la Relación de Puestos de Trabajo para el ejercicio 2018, que incorporará cuatro nuevas plazas. Fue aprobada con los votos a favor del PSOE, la abstención del PP, UCIN y el voto en contra de IU-Ganemos.

En su intervención el portavoz popular recordó que en el Ayuntamiento trabajan 99 funcionarios con 33 vacantes a cubrir, lo que representaría una plantilla de 132 funcionarios y 79 laborales, con 19 vacantes a cubrir y “para nosotros habría que aumentar la plantilla de funcionarios por distintas razones, entre las que destaca el abaratamiento en personal, por ello nos alegra ver que todo lleva a la funcionarización, bandera que hondeamos en las pasadas elecciones municipales. Estamos de acuerdo en el aumento de plantilla, aunque la justificación que se da para algunas plazas es curiosa. Así la razón para que haya un técnico más de la administración general es casi corporativa. Algunos sindicatos quieren elevar el nivel a una parte de los funcionarios públicos, en concreto, más de 60, lo que provoca que nos asalte una pregunta cargada de incertidumbre: ¿No están claros los criterios en este Ayuntamiento respecto al nivel que debe tener cada empleado público?, una incertidumbre que aumenta cuando no entendemos la expresión que usa el interventor en su informe sobre la adecuación de las retribuciones complementarias de dos puestos de forma singular y excepcional, puestos como agente de inspección tributaria y de encargado de Valcentro, ¿nos está diciendo que los nuevos niveles no son normales ni usuales en estos dos cargos, o que la elevación de nivel se tenía que haber hecho tras un estudio de todo el sistema a nivel general de la institución?. Todas estas dudas e incertidumbres nos llevan a la abstención en este punto”.

El concejal de Personal y Régimen Interior, Francisco Delgado, respondió diciendo que “poner en tela de juicio un informe técnico, que forma parte de la RPT parece hacer dudar de la validez del documento completo. En este informe se busca crear una igualdad con precedentes anteriores respecto de otros encargados o de otros responsables con funciones similares. El encargado de Valcentro se le trata de asimilar al nivel que tienen la mayoría de los encargados, partiendo de la premisa que no tiene personal a su cargo y, por tanto, tampoco puede tener el mismo nivel que un encargado que tiene a 17 personas a su cargo. En cuanto al agente de inspección tributaria es el único funcionario interino que tiene una jornada que no se ajusta a la del resto de funcionarios: disponibilidad absoluta, trabaja alguna tarde, ejerce unas funciones, incluido festivos, que no hace otro personal administrativo”.

Martín Miguel, replicó a este concejal diciendo que la razón de su intervención no se debe a lo “que oí en las mesas de negociación, sino a lo que leí después en el informe del interventor respecto a este caso. Entiendo que los cambios en el nivel laboral se deben hacer de forma sistemática en toda la corporación y que debe atravesar a todos los trabajadores. Lo que fundamenta mi intervención lo he leído después de esa mesa de negociación, puesto que el informe se entregó tras la misma, por lo tanto en ese momento no pude decir lo mismo que hoy digo”.

IU-Ganemos, a través de su portavoz Gregorio Sánchez, apuntó que su grupo considera que “se debería mantener un criterio unánime y constante en el tiempo y ese criterio entendemos que no existe y que hay cierta discrecionalidad a la hora de modificar la RPT respecto a unos puestos y otros, lo que crea un mal efecto en la plantilla del Ayuntamiento. Y la espera infinita de la carta de servicios, por un lado es el motivo para no plantear esas modificaciones, y por otro no se plantean otras. Consideramos que debe existir el mismo criterio para promoción interna y el mismo para personal laboral fijo y para funcionariado, lo que supondría un ahorro significativo para esta administración, un cambio que debería ser paulatino”. Igualmente, recordó que hay plazas donde se mantiene una contratación permanente y en otras no, o “plazas que se mantienen en el limbo durante años”.

En este punto, el concejal de Personal y Régimen Interior, Francisco Delgado, recordó que “en la mesa de negociación existen dos partes, la sindical y la que podríamos llamar la parte empresarial, la administración pública. Y en esa mesa, el Ayuntamiento está representado por todos los grupos políticos, y esas manifestaciones ustedes no las hicieron”.  Asimismo, destacó que el número de plazas de la relación de puestos de trabajo del ayuntamiento ha “aumentado en 41 personas desde el año 2003 al 2018, lo que supone un 23% más”.