SOCIEDAD

El Ayuntamiento convierte en zonas verdes un paraje de 10.000 metros junto a Consolación que era utilizado como escombrera

El Ayuntamiento de Valdepeñas, a través de su Concejalía de Medio Ambiente, ha llevado a cabo la reforestación de un paraje de 10.000 metros cuadrados de extensión situado junto a Consolación y a la A4. Se trata de cuatro barrancos que eran utilizados como escombreras ilegales donde la gente depositaba residuos y en los que a partir de ahora habrá zonas verdes. Así lo ha explicado la concejal de Medio Ambiente, Amparo Crespo, quien ha hablado de una inversión de 4.000 euros aproximadamente.

amparo

El trabajo se ha desarrollado desde el año 2008 cuando los servicios técnicos de Medio Ambiente descubrieron estas escombreras. Fue entonces cuando se elaboró un proyecto de reforestación que fue presentado ante ADIF, la Diputación de Ciudad Real y la Consejería de Medio Ambiente, quienes lo aprobaron y ha sido ahora cuando se han llevado a cabo las labores de recuperación rellenando los barrancos con piedras y tierra de excavaciones.

Así, se ha realizado una plantación de 200 madroños, 40 falsas acacias y 50 cedros, especies todas ellas adaptadas a una tierra pobre como es la de los citados barrancos. Con todo ello se ha cumplido por lo tanto el objetivo de “transformar un punto negro en un punto verde”, según Crespo, quien ha añadido que con esta acción se conseguirá un ahorro de 300.000 euros, que es lo que costaba limpiar los barrancos.

Además, la edil de Medio Ambiente ha recordado que el próximo 21 de marzo se celebra el Día del Árbol, por lo que ha aprovechado para añadir que, además de la acción de recuperación de estos barrancos junto a Consolación, el Ayuntamiento ha llevado a cabo en los últimos años una plantación de 700 árboles en el pantano de La Cabezuela, a lo que hay que añadir la plantación de 1.200 árboles dentro del casco urbano de Valdepeñas. Con ello, ha dicho Crespo, “se cumple uno de nuestros intereses como es el de aumentar cada vez más el número de zonas verdes”.

Además del servicio de Punto Limpio que se presta en Valdepeñas ubicado en el camino del Ratón, los barrios de Consolación y El Peral cuentan desde el pasado mes de junio con un Eco-Punto Móvil, un servicio de Punto Limpio itinerante que ha habilitado el Ayuntamiento de Valdepeñas para facilitar a los vecinos que se deshagan de manera ecológica de aquellos residuos que no pueden ser depositados en contenedores de selectiva u orgánica. Con este sistema se pretende evitar que una silla, un colchón o un viejo frigorífico de desechen de una forma no adecuada, facilitando al ciudadano un punto de reciclaje correcto.

Este servicio, basado en un camión con varios compartimentos para realizar la separación los   diferentes residuos, está disponible una vez al mes durante todo el año en el barrio de Consolación y una vez al mes en el paraje del Peral durante la temporada de verano, de mayo a septiembre, mientras que en otoño e invierno el Eco-Punto realiza sus servicios una vez cada dos meses.