SOCIEDAD

El Ayuntamiento muestra su desacuerdo con la construcción de una gasolinera en la calle Cruces y culpa a la falta de claridad de la Ley de Hidrocarburos

Así lo ha manifestado en rueda de prensa el concejal de Obras y Urbanismo, Manuel Martínez López Alcorocho, quién ha señalado que la inquietud que este hecho ha generado en los vecinos “es la misma que tiene el Consistorio” .

IMG_8743 (Copiar)

Además, culpa al Gobierno Central porque en 2013 “aprobó un Real Decreto Ley que modificó la Ley de Hidrocarburos, que permite la ubicación de este tipo de actividades en zona urbana, sin restricciones, sin especificar si son para grandes ciudades o si también afecta a medianas y pequeñas localidades”, ha añadido.

Igualmente, el concejal se ha referido a que su posicionamiento al lado de los vecinos no es porque sea opinión generalizada sino por “sentido común y coherencia puesto que en 2010 aprobamos el Plan de Ordenación Municipal (POM), en el que se prohíbe la instalación de este tipo de actividades dentro del casco urbano”.

Martínez también se ha referido a que se trata de un depósito único con dos surtidores y un proyecto privado, y que la exposición del mismo al público es lo que ha provocado la inquietud entre los vecinos: “Se trata de una gran inquietud por la que estamos intentando fijar nuestra posición y analizar cómo y porqué se produce. Además el promotor privado ha realizado la solicitud que se encuentra en periodo inicial de exposición y de presentación de alegaciones, lo que supone que aún no se cuenta con ningún Informe Técnico, ni de Emergencias, Comisión de Saneamiento o Declaración de Vertidos, que pueda dar viabilidad al proyecto”.

Ha insistido en que pasarán meses hasta que el proyecto se pueda llevar a cabo puesto que aún tiene muchos trámites que pasar y “es un proceso largo hasta que pueda ser aprobado”. En este sentido, ha recordado como entre las medidas que el Ayuntamiento va a tomar está la de aprovechar que “el alcalde es Senador para que se dirija al Ministerio de Fomento, que es de quién parte la Ley, y que aclare hasta donde es extensible la ubicación de tanques en las zonas urbanas, además de pedir que se proceda a la modificación de ese artículo en el cual se debe concretar en qué zonas se permite ubicar las gasolineras y en cuáles no”.

En la misma rueda de prensa también han estado representantes de los vecinos de la zona que pudiera ser afectada por la ubicación de la gasolinera, los cuales han manifestado su disconformidad y han pedido al Consistorio que ayude a buscar una solución, a lo que el concejal ha respondido que  “los vecinos están en posesión de la verdad porque no pueden consentir que este tipo de intervenciones se realice y que se implante esa actividad”, además ha mostrado el apoyo del Ayuntamiento a la protesta.

Escrito de los vecinos al Ayuntamiento

Por su parte, los vecinos están recogiendo firmas para que los ciudadanos manifiesten su disconformidad con la ubicación de la gasolinera en zona urbana y han enviado un escrito al Ayuntamiento en el que manifiestan que “habiendo tenido conocimiento de la solicitud realizada por la empresa Promociones Urbanísticas Escalante S.L. para la concesión de una licencia municipal, para la instalación de una industria clasificada como peligrosa,  insalubre y nociva en la calle cruces 9 y 13, muestran su oposición total y rotunda, a la concesión de licencia de obras y a la actividad de la industria clasificada anteriormente referida, por su peligrosidad y por entender que no reúne los requisitos en pleno casco urbano consolidado, puesto que la gasolinera estaría rodeada de viviendas unifamiliares, además de un lugar público como es la nuevo Museo Bodega Los Llanos, y la proximidad de un colegio”.

En el escrito, los vecinos indican que la calle Cruces es uno “de los viales más transitados de la población, al ser una arteria de acceso Este-Oeste, que junto a la calle Constitución y otras cruzan Valdepeñas”.