SOCIEDAD

La Cofradía de Jesús Caído en los actos de la patrona del Ejército del Aire celebrados en la Base Aérea de Albacete

En la fotografía de Vélez/Ala-14, la representacdión con el coronel Jefe de la Base Aérea, el Delegado del Gobierno en Castilla La Mancha y la representación del ayuntamiento de Montiel con su alcalde al frente, ya que quieren llevar a cabo una acción de cooperación
En la fotografía de Vélez/Ala-14, la representacdión con el coronel Jefe de la Base Aérea, el Delegado del Gobierno en Castilla La Mancha y la representación del ayuntamiento de Montiel con su alcalde al frente, ya que quieren llevar a cabo una acción de cooperación

Una representación de la Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza ha asistido como viene sucediendo desde el año 2006 cuando iniciaron el hermanamiento existente, a los actos en honor a la Virgen de Loreto, patrona de la Aviación que acogió la Base Aérea de Albacete y Ala-14, que estuvieron presididos por el Coronel Jefe de la citada Base, Pedro E. Belmonte Giménez, que accedió al cargo el pasado mes de julio.

La misa fue oficiada por el Obispo de la Diócesis de Albacete, monseñor Ángel Fernández Collado, junto a otros sacerdotes, entre ellos Francisco Olivares, capellán de la Unidad.

Durante su homilía recordó la tradición del patronazgo de la Virgen de Loreto en el ámbito del Ejército del Aire, que el próximo año se conmemora el centenario del citado patronazgo, por lo que según anunció se celebrarán diversos actos. También recordó la actual época de Adviento que celebra la Iglesia.

Posteriormente se inició el acto militar que incluyó la incorporación de la Bandera de España y la entrega de condecoraciones, pasando posteriormente a la alocución del Coronel Jefe de la Base Aérea de Albacete y Ala-14, Pedro E. Belmonte Giménez que agradeció la presencia de autoridades civiles, militares y judiciales y representaciones de las distintas instituciones, aprovechando para hacer un balance del año que ya termina en las tres unidades que están ubicadas en la Base, caso del Ala-14, Maestranza Aérea y TLP, destacando la profesionalidad del personal de todas ellas, y esbozando los objetivos para 2020, en donde participarán en distintas misiones internacionales con algunos de los 30 aviones Eurofighter (C-16) con los que cuentan en la actualidad, incorporándose uno más el año próximo.

Igualmente tuvo un recuerdo para los pilotos pertenecientes a la Academia General del Aire que fallecieron durante el pasado verano en accidente de vuelo.

Con la interpretación del himno del Ejército del Aire, el homenaje a los caídos y el desfile de la Fuerza participante finalizaron los actos militares, que incluyó el vuelo de 4 Eurofighter.

La representación de la Cofradía de Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza de Valdepeñas agradeció la deferencia por la invitación para estar presentes en los actos.