SOCIEDAD

La Cofradía de Jesús Caído participó en la procesión del Corpus e instaló un Altar

Cofradía Jesús Caído en el Altar
Cofradía Jesús Caído en el Altar

La Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, recuperaba este año la participación en la procesión del Corpus Cristi con un Altar que fue instalado en la calle Unión, a la altura de las dependencias de Cáritas Interparroquial, de ahí que hayan agradecido la colaboración de esta Institución de la Iglesia.

El Altar se confeccionó con un Misal Romano que data del siglo XIX, que junto a otros ornamentos fueron cedidos para la ocasión por la hermana Clara García Nocedal, propietaria de la capilla de San José, que tan vinculada se encuentra con esta Corporación Penitencial.

De igual forma, el vicesecretario y hermano, Juan Ginés Rodrigo aportó una talla de la Virgen de la Esperanza y de la Salud, propiedad del mismo, obra del imaginero sevillano, Ángel Luis González Tejera, figurando el escudo corporativo y colgaduras de brocado, junto a otros símbolos eucarísticos.

Todo ello en un día de celebración en el que esta Cofradía del Caído y la Esperanza quiso unirse a la adoración a Cristo presente en la eucaristía, dando testimonio de fe.

A la llegada de la Custodia con el Cuerpo de Cristo, el cura párroco de la Asunción de Nuestra Señora, Enrique Galán Ruedas, ofreció una oración y pidió por todos los caídos que siempre han encontrado en la esperanza su fortaleza de fe y su principal refugio.

La representación de la Cofradía del mediodía de Viernes Santo, portó la bandera del centenario, acompañando el cortejo procesional en donde el Santísimo Sacramento del Altar fue aclamado con cánticos y vivas, concluyendo en el templo parroquial de la Asunción con la bendición.

Además, la Cofradía de Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, se encargó de distribuir por una parte del recorrido el hinojo que previamente había sido preparado para tan solemne ocasión.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad