SOCIEDAD

El Consejero de Agricultura ha visitado este mediodía en Valdepeñas los viñedos de “La Encomienda”

Francisco Martínez Arroyo, Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, se ha desplazado esta mañana hasta los viñedos de la empresa “La Encomienda”, de los hermanos Gregorio y José López de Lerma. Allí ha destacado las diferentes medidas emprendidas por el Gobierno de Castilla-La Mancha para conseguir que este año se produzca una vendimia tranquila y con el compromiso de todos los sectores para trabajar juntos por producir vinos de calidad.

En este sentido, Martínez Arroyo ha destacado el esfuerzo que desde el Ejecutivo Autonómico se ha hecho en los últimos meses en la Denominación de Origen Valdepeñas para atajar los problemas internos que atravesaba, con la entrada en vigor del nuevo pliego de condiciones y de algunas medidas para la promoción de nuestros vinos. “Creo que estamos ante una vendimia de las que tenemos que tener en Castilla-La Mancha, donde tenemos mucha producción y de calidad. Hay que vender el vino cada vez mejor para que la rentabilidad de los viticultores sea cada vez mayor y se pueda seguir disfrutando de explotaciones como la que estamos visitando hoy”, ha asegurado.

El Consejero de Agricultura se ha referido a dos iniciativas que desde el Gobierno de C-LM se han puesto en marcha esta campaña para un mejor funcionamiento del sector. Se trata del pago diferenciado de la calidad de la uva, que para Martínez Arroyo “es la clave de futuro, con el que mandamos un mensaje no solamente de los consumidores a las bodegas, sino de éstas a los agricultores; les están diciendo qué variedades y de qué forma se tienen que cultivar, porque son las que quiere el consumidor”. A este respecto ha añadido que “si esto sigue así y existe ese compromiso. en Castilla-La Mancha habrá restructuración de viñedo para que podamos seguir conquistando mercados y haciendo mejor las cosas”.

En segundo lugar ha mencionado el Plan Especial de Control de la Trazabilidad de la Uva, con el que garantizar “que la uva que acaba siendo uva y el vino que termina siendo vino de Denominación de Origen, es un vino con todas las garantías”. Martínez Arroyo ha explicado que hasta el 31 de agosto y de acuerdo a este Plan se han efectuado controles en las parcelas de viñedos y que a partir de ahora, esos controles llegarán también a las bodegas.

Por su parte, Gregorio López de Lerma, ha expresado su agradecimiento al Consejero por haberse interesado en conocer su proyecto empresarial, materializado en este caso en 140 hectáreas de viñas, “que se cultivan orientando la producción a las nuevas tendencias del mercado y los gustos del consumidor, y que hoy nos permite ser un referente  a nivel local y comarcal y posiblemente haya pocos agricultores que tengan esa diversidad de oferta y sean capaces de producir aquello que hoy los nuevos mercados y los consumidores más exigentes demandan”.

“Estamos penetrando en los mercados de una forma que ni nosotros mismos, en el mejor de los escenarios, hubiésemos soñado” ha asegurado López de Lerma, gracias fundamentalmente a sus marcas Oretano y Orisón, dos vinos de reciente llegada al marcado que son una apuesta por la singularidad y que en el caso del segundo, tiene un carácter social, pues parte de los beneficios que obtienen con su venta, los donan al Yacimiento Íbero del Cerro de las Cabezas para potenciar su desarrollo.

DSC_1017 (Copiar)

Acabada la visita, el Consejero se ha desplazado hasta las instalaciones de las Bodegas “Navarro López”. Esta noche acudirá también al Acto Institucional de las Fiestas de la Vendimia y el Vino.